Hace 40 años salía a la luz, en formato de disco simple "Bohemian Rhapsody", que por entonces aparecía en las placas de fabricación nacional como "Rapsodia bohemia", una de las canciones más populares no solo de la banda británica Queen, sino de la historia de la música.

A lo largo de esos casi seis minutos que llevan la firma de Freddie Mercury, el tema, que luego sería parte del fantástico "A Night at the Opera", trasciende las fronteras del rock, al incorporar un fragmento coral que hoy es marca registrada de la banda que completaban Brian May, Roger Taylor y John Deacon.

Lejos de la ortodoxia estilística en la que se desarrollaba el lado B del single, "I'm in Love with My Car", con la voz aguardentosa de Taylor al frente, "Rapsodia bohemia" proponía un recorrido que tenía su punto de partida en una introducción coral -apoyada por un por entonces llamativo trabajo de mezcla que pasaba de canal a canal la pregunta original: "¿Es esta la vida real, es solo fantasía?"- que desembocaba en un dramático relato interpretado por Mercury.

La guitarra de May, entonces, construía un puente eterno hacia la sección operística que, según su autor, partió de algunas investigaciones en torno al género, para luego volcar su resultado al ámbito paródico. Al final, un rock furioso prologaba un final con aires de resignación; y abría uno de los grandes capítulos de la canción popular. Su estreno en vivo quedó registrado en "A Night At the Odeon" - Hammermith 1975, que saldrá a la venta este mes.

Por supuesto, la crítica del momento no le abrió un crédito amplio a la ocurrencia. Y, por supuesto, se equivocó.

Fue un 31 de octubre de 1975 cuando salió a la venta el álbum "A Night at the Opera" de la banda británica en el que se incluía, y el tema no ha parado de sonar desde entonces.

Brian May, el mítico guitarrista de la banda, ha reconocido que no ha llegado a cansarse nunca de él y que si va en el coche y suenan los acordes de esta ópera rock sube el volumen de la radio para disfrutar de ella.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora