El desembarco de "50 sombras de Grey" a las salas comerciales es uno de los momentos más esperados por seguidores de la saga erótica escrita por E. L. James. El video oficial ya superó las 44 millones de reproducciones en YouTube.

Dada la expectativa, varios países lanzaron una venta anticipada de entradas varias semanas antes de la llegada del filme y Argentina no fue la excepción a la regla. Desde hace 10 días, los tickets se pueden conseguir para funciones que comenzarán recién el 12 de febrero.

Teniendo en cuenta de que aún faltan dos semanas para el debut, es esperable que el número aumente considerablemente en la medida en que se acerque la fecha.

Lo que dijo Beyoncé

"Guau, eso ha sido caliente". Así reaccionó la cantante Beyoncé cuando Sam Taylor-Johnson, directora de "50 sombras de Grey", le mostró una escena de la película, a modo de aperitivo, mucho antes de que el gran público tuviera acceso a la cinta que se prevé estrenar en la Argentina a mediados de febrero, basada en la trilogía de novelas eróticas de E. L. James.

La intención de la realizadora era mostrar a la artista cómo encajarían sus temas en el filme. Ocurrió, sin embargo, como relata en el diario Los Angeles Times, que llegó a arrepentirse de la escena que había elegido. "Cuando empezó no había contexto. No estaba el lento encuentro y la entrevista y la cafetería, era simplemente 'aquí va una escena de sexo duro, eh, encantada de conocerte'... De pronto me eché para atrás. Pensé: 'Esto es realmente explícito y ni siquiera conozco a esta mujer'".

Tanto Taylor-Johnson como el resto del equipo de la película han insistido, por activa y por pasiva, en que su aproximación a las novelas, que han arrasado en todo el planeta, hará hincapié en la historia de amor entre la becaria Anastasia Steele y el millonario aficionado a las prácticas sexuales extremas Christian Grey, en lugar de apostar por lo más tórrido. De hecho, la escena más polémica del libro no aparece en la película.

Hay, no obstante, abundante metraje dedicado a la parte más íntima de la relación entre Anastasia y Christian. "Pero lo hemos montado de una forma en que nos sentimos orgullosos. Es sucia pero con clase. Está bastante equilibrada: un pezón de ella, una nalga de él", se defiende, a su manera, la directora.

Sea cual sea la opinión de Beyoncé, lo único que expresó tras ver la referida escena es que era "caliente". Si tenía algo más que decir, se lo calló. La reacción, en todo caso, tranquilizó a Taylor-Johnson: "Pensé: 'Vale, ha sido divertido. Ha sido un buen día en la oficina'".

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia