El formato convencional de los noviazgos parece haber empezado a caer en desuso. Los moldes tradicionales ya no predominan en la proporción de antaño. Los prejuicios fueron abolidos, paulatinamente, por el paso del tiempo. Hoy es común ver parejas en las que la diferencia de edad se advierte inmediatamente al golpe de vista. Ocurre en cualquier barrio y, ni hablar, en la farándula, tierra fértil de noviazgos que comenzaron a desconocer los parámetros generacionales históricos.
Para pasar en limpio: ya no resulta llamativo, por ejemplo, que un hombre de 70 pirulos como El Negro Alvarez rehaga su vida sentimental con una mujer varios (por no decir bastantes) años menor que él. En efecto, el humorista está actualmente de novio con una atractiva abogada cordobesa a la que le lleva múltiples abriles. El nombre de la afortunada es Edith Olmedo, quien, sin ningún tipo de dudas, catalogó al vínculo que la une con el ex participante del Bailando por un Sueño como "algo poco común, pero maravilloso".
Más tarde, la letrada amplió su reflexión y dio detalles del romance: "Estamos juntos hace un año y medio pero la verdad es que decidimos no contarselo a nadie. Recién ahora nos animamos a mostrarnos juntos, es nuestra primera salida", contó la abogada. Tras señalar el tiempo que llevan como novios, Olmedo se refirió al futuro: "En realidad estamos conviveindo desde el inicio de la relación, somos como el agua y el aceite, pero en casa todo marcha bien", remarcó.
Si todo marcha bien es porque la diferencia de edad no impacta en el trato del día a día. El amor todo lo puede. Inclusive, relegar a un segundo plano lo que manifesta el documento. ¡Bienvenido sea!. A los 70, el Negro Alvarez todavía tiene resto para hacerla reír.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia