En general se piensa que la ópera es un aburrido espectáculo al cual concurren señores muy elegantes que miran a otros como ellos en el escenario gritando desaforadamente. Y que los finales son tragedias en las que las mujeres mueren de la "romántica" tuberculosis.
Como existe ese preconcepto en contra de la ópera, es que invitamos esta noche a Pro Cultura Salta para charlar de una en particular: "Las bodas de Fígaro", de Wolfgang Mozart.
El genial músico, junto a su libretista, Lorenzo da Ponte, creó una divertida composición sobre un conde que cree que tiene todas las prerrogativas sobre sus siervos, mientras ellos opinan muy diferente. La obra gira alrededor de la lucha de Fígaro, el mayordomo, y Susanna, su prometida, para convencer al conde de que ellos tienen sus derechos y deben ser respetados.
Con la proyección de fragmentos de una película de 1976 (subtitulada), se puede comprender cabalmente su desarrollo. Lo importante es que esta charla y las dos que completan la trilogía están destinadas a quienes nunca han visto una ópera o están comenzando a familiarizarse con el género. La idea es comprender que la ópera no es un ejercicio intelectual destinado solo a entendidos sino que es sentimiento y debe escucharse con el corazón.
Pretendemos que se adquiera la capacidad de sentir y conmoverse escuchando estas maravillosas voces que desde un escenario nos transmiten todas las pasiones humanas: amor, odio, tragedia, alegría, resumido en esta maravillosa expresión artística.
Las bodas de Fígaro es una gran oportunidad para empezar a descubrir un nuevo mundo de emociones.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Comentá esta noticia