La batalla entre Victoria Vannucci y las redes sociales recién empieza. Tras haberle escrito una carta al CEO de Twitter, la modelo volvió a utilizar sus redes sociales para hacer lo propio con el creador de Facebook, Mark Zuckerberg.
La viralización de las fotos de la modelo y Matías Garfunkel cazando animales durante un safari en el África dio lugar a varios frentes y despertó el enojos de cientos de personas, los cuales utilizaron estas plataformas para insultarla, criticarla y, en cierta manera, desearle el peor de los males.
A partir de ahí, Vannucci le declaró la guerra tanto a Facebook como a Twitter, dejando de lado a Instagram por considerar que sus políticas no aplicaban a este tipo de casos. La intención de la modelo es acabar con el bullying cibernético del cual es víctima desde hace más de un mes.
Embed

Embed

El tiempo pasó y, según había adelantado Ana Rosenfeld –la abogada de Vannucci- la firma que dirige Mark Zuckerberg no se hizo cargo de nada y se desentendió de la denuncia. El mismo camino tomó también la gente de Twitter, lo que motivó a Victoria a dirigirse a su CEO.
La carta y el "Stop the Monster Jack" que trasformaron a Vannucci en un chiste viviente del mundo 2.0
La semana pasada, Vannucci le escribió una carta al creador de Twitter, el estadounidense Jack Dorsey, donde explicó el bullying que está viviendo a través de esa red social. En su mensaje, le dice al CEO de la compañía que creó "un monstruo" y agregó: "Stop the monster Jack".
Su carta llegó a convertirse en trending topic mundial en la red social, aunque se tomó más por el lado de la burla y los memes, que por la seriedad de la denuncia. Intentando volver a repetir la repercusión que tuvo días atrás, Vannucci tuvo el mismo gesto contra Mark Zuckerberg.
Vale aclarar que la modelo y su abogada se adjudicaron el hecho de que a Jack Dorsey le suspendieran por un breve periodo de tiempo su cuenta en Twitter. "Lo que sucedió fue real, no fue un error, el título fue claro: la cuenta fue suspendida. Esto fue noticia en todo el mundo, salió en todos los medios internaciones", le dijo Rosenfeld a este sitio.
En su cuenta de Twitter, Vannucci publicó otra carta. Esta vez dirigida al CEO de Facebook, donde le pide a Mark Zuckerberg que se cumpla con el contrato que vincula a la red social con todos sus usuarios y refiere al cuidado, seguridad e interés de los mismos en temas de bullying, acoso o lenguaje que incita al odio.
En su descargo, la mujer de Garfunkel asegura que, a pesar de haber denunciado a quienes la hostigan de manera constante, sus cuentas permanecen activas y sin ningún tipo de sanción aparente. Además aclara que en la red social se han creado grupos tan solo para agredirla y degradarla que se volvieron "presenciales" cuando regresó al país.
A su vez, Vannucci le dio 72 horas a Facebook para que cumpla con su contrato, elimine cualquier contenido que refiera a amenazas, agravios o descalificativos contra ella y prohíba que se sigan publicando. "Solicito que me brinden los datos personales de dichos usuarios para iniciarles las acciones civiles y penales correspondientes", finaliza su descargo.
La modelo había acusado a los ex socios de su marido de haber robado de álbumes privados y de computadoras personales, las fotos donde se los ve posando con los cuerpos de los animales como si fueran trofeos de caza. "Las fotos son horribles", admitió y agregó: "Forman parte de mi pasado. Yo no voy a cambiar mi forma de ser".
Fuente: Bing Bang News

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora