Alberto Plaza llega con su guitarra para ofrecer un recital íntimo con algunas de las canciones que fueron número uno en las radios latinoamericanas. Esas canciones que hablan del amor y que han sido música de telenovelas y, también, la banda sonora de otras historias de pasiones más reales.
Durante una entrevista con El Tribuno, "el trovador de sueños", habló de esas canciones y de los motivos para festejar, que tienen que ver con mucho más que el paso del tiempo.


¿Cómo va a ser el espectáculo para celebrar 30 años de carrera?

Es un concierto íntimo, para estar con la gente. En el que voy a estar con mi guitarra y la compañía de mi director musical, Marcelo Haedo. Recorreré las canciones más importantes, sobretodo las que están incluidas en el disco 30 Años, que solo se va a conseguir en los conciertos.

¿Celebrar este aniversario en un contexto más íntimo es una forma de celebrarlo de una manera también muy especial?

Es una vuelta al origen de cantautor, de trovador. Es como comencé y me gusta para iniciar los próximos años con ese espíritu. Y con un repaso por todos los discos, desde 1985. Con canciones que fueron número uno en radios de América Latina como Bandidos, Aventurera, Yo te seguiré...

Usted dice que las canciones tienen la magia de conectar el alma de la gente. ¿Cómo es el proceso creativo en ese sentido?

No es fácil. Para lograrlo hay que buscar una conexión muy profunda con uno mismo. Es un proceso de búsqueda muy profundo y muy intenso donde no siempre que viajo hacia ese interior mío salgo con la canción que quiero. En la creación, en la composición, en la inspiración a veces se sale triunfante y a veces no tanto pero hay que trabajar mucho.

¿Cuáles son los momentos que más celebra de estas tres décadas?

Cada concierto merece mi respeto y mi agradecimiento con lo que no me atrevo a decir que prefiero alguno por sobre otro. Hay algunos que marcaron un poquito más mi carrera por la importancia y la envergadura que tuvieron en mi historia. Un momento muy importante fue cuando aparecí, en 1985, luego el concierto de los 15 años de carrera en Santiago de Chile, más adelante los 25 años que celebré en Colombia con trece artistas que me acompañaron y me hicieron vivir lindos momentos.

Le cambio la pregunta, ¿qué cosas le dio su carrera y que son hoy un motivo más para festejar?

El privilegio y la posibilidad de viajar y de conocer tantos lugares, de conocer tantas realidades y abrir la mente y comprender que somos todos distintos y buscamos la felicidad desde nuestro mundo. Todos estamos buscando sobrevivir en armonía y en ese impulso no hay maldad. Creo que ese es el privilegio más grande que me ha dado la música.

Y siempre cantándole al amor...

Te diría que como todos. No conozco un artista que no le cante al amor. Hasta los rockeros más duros lo hacen, a veces desde la rabia, otros desde la pena, otros desde la alegría, otros desde la esperanza y yo soy de esos, de los que le cantan al amor desde la esperanza.

Muchos se refieren a vos como "el trovador de sueños". ¿Cuáles son los sueños de Alberto Plaza?

Llevar mi música a muchos más lugares, conquistar nuevas generaciones, tener una familia estable y unida, que mis hijos crezcan sanos, que este mundo esté un poquito menos loco, que los políticos hagan su trabajo y no nos mantengan engañados, que tengamos una sociedad feliz... los sueños que tenemos todos.

Y son sueños que se pueden contar con música...

La música es una herramienta maravillosa para provocar apertura de conciencia, cambios internos y cambios sociales. La música es la llave maestra de la poesía para provocar cosas buenas en la gente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia