Porque cree que "el conocimiento es poder", Angelina Jolie volvió a alentar a las mujeres para que se informen, que valoren todas las opciones, que sigan los consejos y que tomen las mejores decisiones para su salud. Como ya ocurrió con la doble mastectomía a la que se sometió hace dos años, el domingo, en una carta publicada en el New York Time, informó que le fueron extirpados los ovarios, también por temor a los tumores cancerígenos.
La nueva operación ha despertado el interés mediático del mundo y ha vuelto a traer el debate médico a la primera línea de la actualidad. No faltan voces especializadas que critican la decisión de la actriz -estas operaciones no suelen realizarse antes de los 50-, como otras que apoyan el proceso quirúrgico por el que ha pasado la bella actriz de 39 años.
El cáncer hereditario se origina en una mutación genética determinada que puede transmitirse de generación en generación. Esa mutación puede detectarse mediante un estudio molecular.
El cáncer en un familiar directo, como en uno de los padres o un hermano, es una causa de preocupación mayor que si el cáncer lo tiene un familiar más lejano. Incluso si el cáncer fue causado por la mutación de un gen, la probabilidad de que éste sea transmitido es menor con los familiares más lejanos.




"Hizo lo correcto"
En Salta, el mastólogo y ginecólogo Alejandro Pío Castellani y la sexóloga Mónica Gelsi coincidieron en que la actriz "hizo lo correcto para preservar su vida antes de arriesgarla".
Castellani explicó a El Tribuno que de cada 10 mujeres con cáncer de mama que corresponde a la variedad genética, el 95% son cánceres esporádicos en la familia. Como el caso de la actiz, es el 5%.
Jolie tenía anormalidades en la proteína CA-125 que podrían indicar la formación de un cáncer de ovarios en su etapa temprana, lo que precipitó su decisión de someterse a una cirugía. La mutación del gen BRCA1 hacían a la actriz tener un 87% de posibilidades de contraer cáncer de pecho y un 50% de cáncer de ovarios.
"Los estudios de BRCA 1 y 2 se sugieren para familiares de primero y segundo grado ante los casos de duda", puntualizó el especialista salteño, tras lo cual enfatizó en la importancia de la consulta temprana y de los estudios necesarios. "La mayoría de las mujeres da muchas vueltas antes de consultar, y es por el temor de enfrentar la realidad. Eso no es ni cultural ni social, tiene que ver con una decisión personal, es querer o no querer afrontar lo que puede venir", dijo, y recalcó: "Nada reemplaza a los controles ginecológicos y de mamas, nada. Hay que actuar con responsabilidad, hacer los controles anuales y de manera cerebral, fría, no negarse a lo que pueda aparecer y afrontar la solución lo antes posible, y siempre en manos de especialistas".
En el mismo sentido, Gelsi señaló: "Una vez que se tienen los hijos, me parece bien que se saque los ovarios porque soy de la idea de que hay que preservar la vida ante todo". Nadie duda de que Angelina Jolie ya tendrá tratamientos con hormonas porque la ausencia de los ovarios tiene sus consecuencias en la menopausia. "Ese es un efecto seguro, pero no es obstáculo para preservar su salud, como seguramente lo hizo con estas intervenciones", cerró.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia