Después de casi 10 años de ausencia, A.N.I.M.A.L. (Acosados Nuestros Indios Murieron al Luchar) regresa al ruedo de la mano de su fundador, el cantante y guitarrista Andrés Giménez, quien convocó a dos exintegrantes como Christian "Titi" Lapolla en bajo y Marcelo Castro en batería, para gestar una formación que los días viernes 29 y domingo 31 sonará en directo en el Teatro Vorterix.
Giménez confesó a Télam que "no tenía la idea de volver pese al pedido de la gente. El hecho de salir de gira con De La Tierra, fue también volver a ver a mucha gente fana de A.N.I.M.A.L. y todavía no caigo".

El guitarrista que también fundó D-Mente (en 2006 y ya disuelta) y actualmente integra De la Tierra (junto a Andreas Kisser (Sepultura) en la guitarra, Alex González (Maná) en la batería, y Flavio Cianciarulo (Los Fabulosos Cadillacs) en el bajo), recordó que ante la propuesta de Castro de rearmar la banda "no lo pensé mucho, tuve que hablarlo conmigo y mi corazón, con mi vieja y con mi mujer".

En el mismo sentido, Andrés no se detuvo en añorar las ausencias de otros antiguos miembros como Marcelo Corbata Corbalán, Martín Carrizo o Andy Vilanova y abundó que "si estamos acá con Marcelo y 'Titi', se demuestra que no hay músicos imprescindibles. Estamos los que queremos formar parte de esta nueva historia o de la continuación de lo hecho".

Para ponerse en sintonía con aquel camino plasmado desde 1993 en álbumes como "A.N.I.M.A.L.", "Fin de un mundo enfermo", "El nuevo camino del hombre", "Poder latino", "Usa toda tu fuerza" y "Combativo", avisó que "hay muchas canciones de aquellas que estamos redescubriendo".

Desde la batería del power trío que innovó a partir de combinar dosis de thrash, hardcore y metal, Castro aportó que "los temas viejos merecen el respeto y por eso disfrutamos tocarlos. A su tiempo ya vendrá lo nuevo".

El bajista Lapolla puntualizó que "toda la música de A.N.I.M.A.L. está respetada, sobre todo la esencia que es lo que más queremos que se note", a lo que Castro sumó que "quizás se filtre algún estilo diferente porque partituras no tenemos, tenemos corazón. Pero le estamos poniendo nuestra impronta y nos sentimos libres de hacerlo".

Durante una charla en una sala de ensayo del barrio porteño de Almagro, Castro recordó que tras "intentar armar algunos proyectos que nunca terminaron por cerrarme, pensé que ya había estado en la mejor banda del estilo del país y lo llamé a Andrés para volver a tocar juntos".

El bajista Lapolla comentó que "la idea es empezar de abajo otra vez. No como una banda nueva para no aparentar lo que no somos. La verdad es que necesitábamos volver, pero no sé como describirlo y todavía estoy bastante emocionado".

Y en esa sintonía, añadió que "la música de A.N.I.M.A.L. es muy contemporánea. Nosotros pensamos que no hay una propuesta tan revolucionaria como lo que hicimos" y Castro intervino para arriesgar que "esta vuelta es una muy buena forma de mostrarse con las nuevas generaciones".

Más analítico y profuso a la hora de visitar esa época, Giménez aseveró "es un flash el que se vivió en esa época. Los shows no eran solamente una revolución en la música, sino que revolucionó la escena desde un lado positivo porque le sacamos el miedo de ver a una banda de metal".

"No había peleas, te caías en el mosh y te levantaban, y -evocó- venían de todas las tribus, desde el súper extremo metalero, pasando por el punk de cresta, el típico bancario que salía de laburar, el hardcore tradicional, muchas chicas. Cada uno era una tribu distinta, pero cuando entraban a nuestro show, se creaba una unión que transformaba el recital en fiesta".

Para resumir la idea de esta vuelta, el líder y fundador de la agrupación expresó que "en un momento, por jóvenes, tomamos algunas decisiones erróneas que llevaron a la separación y lla idea es no volver a cometer los mismos errores de cuando éramos chicos".

"Queremos que la realidad sea un disfrute y no un peso, ya que nos agarra en un momento en el que ya no estamos para hacer bromas y no tenemos por qué jugar. Dentro de poco cumplo 48 años, esto ya no es joda y nos encontramos con los mismos sentimientos pero más maduros", resumió Giménez.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora