Para el Ballet Folclórico de Salta, el cierre de 2014 será completo. Ritmos de todos los puntos del país formarán parte del espectáculo "Argentina tierra mía", que subirá este jueves a las 21, al escenario montado en la esquina de España y Mitre. Si llueve, el show se hará en el Teatro Provincial, siempre con entrada gratuita.
La propuesta forma parte del ciclo "La cultura no duerme" con el que la música y la danza salteñas se mostrarán hasta el próximo domingo para concluir el año.
Y nada como el baile para revelar las características culturales de las regiones, por lo que el director del ballet, Lito Luna, supervisó el miércoles los últimos ensayos para la presentación de este jueves.
Este espectáculo aún no se presentó en Salta, pero fue ovacionado en Buenos Aires cuando a fines de mayo subió al escenario del Teatro El Globo.
"Buscamos una armonía entre lo musical, el desplazamiento corporal y la estética de cada cuadro para que traslade al espectador a cada lugar y queden determinadas las diferencias de cada ritmo", le explica a BlaBlax el maestro Luna.

Cuadros regionales
Arrancará con la región pampeana con ritmos tales como triunfo, patria, malambo, todo envuelto en el estilo propio de la zona, resaltando la elegancia, el carácter y las formas de bailar del gaucho sureño.
La segunda parte será dedicada al Litoral, región argentina con fuerte tono cosmopolita por la confluencia de inmigraciones europeas diversas. "La fusión de la polka, las contradanzas y la mazurka con las rancheras, el chamamé, entre otros movimientos, distinguen la región mesopotámica que pretendemos mostrar. En este caso es notoria la picardía en el movimiento de las parejas o danzas tomadas. Tras el baile pampeano quedan clarísimas las diferencias y por lo tanto al diversidad que contiene nuestro país", señala Luna.
El siguiente cuadro es el rioplatense, dedicado particularmente al tango.
"La técnica, la elegancia, la forma y personalidad de cada ritmo tanguero, sumado a la conexión y eje energético que debe tener la pareja fueron una sorpresa en Buenos Aires, porque ellos son un poco los 'dueños' de la milonga. Los bailarines del ballet fueron aplaudidos de pie y eso mostró lo logrado como cuerpo de danza cuya característica es básicamente folclórica", dice el director.

El norte bailado
Con "Esencia de mi tierra", el norte argentino muestra sentimientos, habilidades y la alegría propia de los bailes de la región.
Zambas, chacareras y malambo norteño conforman un racimo de formas variadas que identifican la ancestral y profunda cultura de la zona.
El cierre, majestuoso, es con la marcha militar "Avenida de las Camelias". En el año 1915, en el paraje Campo del Durazno, en Rosario de la Frontera, la 5ta. División del Ejército realizaba maniobras militares y fue necesario abrir una calle, a la cual denominaron Avenida de las Camelias. Esto inspiró al líder de la banda sinfónica de esa división, Pedro Maranesi, a componer una marcha sobre el parche de un bombo a la que le puso el nombre de la calle.
"Es un honor bailar esta marcha, tan conocida y tan nuestra. Su fuerza musical permite que cada bailarín se luzca y que la coreografía sea un juego de movimientos rápidos, precisos e imponentes que despiertan una especial emotividad en el espectador", concluye Luna.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia