El cantautor Ricardo Arjona nos sorprende con un disco acústico llevado a la mínima expresión de instrumentos. La guitarra, su compañera de siempre, es la protagonista junto con los textos de las canciones de su nuevo álbum: Apague la luz y escuche.

"Nada es como tú" es la primer canción de este proyecto, donde la sencillez y la posibilidad de que cada uno le pueda dar a la historia el camino que mejor le convenga, la convierte en una pieza particularmente importante en su carrera. D ónde colocar los afectos y las prioridades será siempre una decisión que solo tienen en sus manos los que se hacen dueños de su propia vida.

Esta es la historia de un hombre que ya pasó por todo y que decide por su experiencia dónde, cómo, y por qué poner sus emociones en las manos y la vida de una segunda persona. Todos podrán dirigir esta canción y dedicarla a lo que mejor les quede, incluso el mismo cantautor en el videoclip de la canción elige también. Este video grabado en New York descubre uno de los muchos ángulos desde los que se puede entender esta canción.

"Nada es como tú" es un paso más de Ricardo Arjona en la búsqueda de descubrirse a sí mismo y solo después de esto compartirlo con los demás. Después de una gira con más de un millón de espectadores, el cantautor se aleja del ruido y se encuentra con los silencios y su fiel compañera, la guitarra, para darnos el que es, sin duda, el disco más auténtico de su carrera.

El cantautor Ricardo Arjona decidió hacer el lanzamiento de su primer sencillo en una plataforma independiente por primera vez en Latinoamérica. Más de 100 mil personas colapsaron la página www.ricardoarjona.com antes de que finalizara el primer minuto de su salida. En el anuncio en sus redes se lee "NO en ITunes".

"Metamorfosis" liderado por Ricardo Arjona ha dejado una huella en la industria de la música latina. Con este atrevido y acertado lanzamiento de "Nada es como tu" este podría ser uno de los primeros pasos a la independencia digital de la música.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora