Cosmovisión indígena, ceremonias ancestrales de diferentes etnias en pinturas que llevan los colores del amazonas, de la montaña y del desierto... De eso se trata "Murmullo de selva", la muestra del artista plástico Isbelio Godoy que inaugura hoy, a las 20, en la Casa de la Cultura (Caseros 460), en el marco del XL Abril Cultural Salteño. La exposición permanecerá montada hasta fin de mes, con entrada libre y gratuita.

"Vivimos en plena transformación cultural. Como sociedad, queramos o no, caminamos continuamente hacia un mestizaje cultural cada vez más evidente. Veo como en las artes hay una fecundación recíproca de diferentes culturas, un enriquecimiento mutuo constante y una integración de sus diferentes elementos y paradigmas", dice Godoy para introducirnos en esta serie de pinturas que expone de manera individual luego de varios años.

Isbelio Godoy dice que como pintor y muralista, a partir de su experiencia laboral y en el intercambio con diferentes culturas y corrientes artísticas, viajes y el encuentro con otras manifestaciones en el campo de las artes plásticas, fue también sufriendo estas transformaciones e incorporando con el tiempo a su trabajo diferentes maneras de llevar a cabo el proceso artístico y añadiendo nuevos elementos a su trabajo.

En Murmullo de selva incursiona en la pintura medicina o el arte visionario amazónico. Comentó que se trata de una corriente artística tradicional indoamericana que en las últimas décadas empezó a reemerger y salir de su marco cultural que estuvo siempre contenido en la cuenca amazónica latinoamericana. "El eje conceptual de esta corriente siempre fue un reflejo directo de las costumbres, tradiciones, rituales, ceremonias y la cosmovisión indígena de diferentes etnias. De ahí el nombre: pintura medicina, siendo el eje central las medicinas tradicionales propias de estos pueblos como el ayahuasca, el huachuma, el tabaco amazónico, el yopo, la chakruna, entre otras plantas; alrededor de las cuales la visión, el ritual, las ceremonias y la mitología se conforman", explicó.

Desarrolló luego: "Muchos son los artistas que nos interesamos en estas culturas originarias de Latinoamérica y las incorporamos a nuestro trabajo bajo nuestra propia mirada, a través de nuestra cultura, rompiendo con la idealización ingenua de la espiritualidad exótica y el mito del hombre primitivo, reconocemos estas tradiciones como propias también, como transculturales, no desde una disociación cultural sino desde nuestra propia identidad y discurso y bajo el prisma de nuestro paradigma". Murmullo de selva es el nombre de este proyecto en el cual Godoy refleja los últimos dos años de trabajo y también su trabajo actual alrededor de las medicinas tradicionales indoamericanas. "Es la búsqueda a través de estas obras el impulsar el intercambio dialógico cultural, franquear fronteras y mostrar desde el arte que existen espacios de encuentro donde pueden convergir diferentes paradigmas", prosiguió.

El homenaje

"'Murmullo' es una muestra en honor a mi abuelo, quien era hijo de una india guaraní y un español y tocaba el arpa paraguaya. El es el verdadero Isbelio Godoy, músico y muy reconocido. Y tiene una puebla que se llama Murmullo de selva, por eso el nombre de la muestra", contó Isbelio a El Tribuno.
"Todas estas plantas son de la selva o de la montaña y cada una es distinta y lo que quise retratar un poco es cómo es cada una y con animales que son 'totémicos', como les dicen quienes se dedican a estas medicinas no convencionales y que simbolizan cosas como arquetipos del hombre y donde se involucran otros conceptos". Murmullo podrá verse hasta fin de mes.

Una parte pequeña de muchas culturas que conviven, estarán allí, sobre las paredes de la Casa de la Cultura.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora