“Yo voy andando y cantando, que es mi modo de alumbrar”, dice uno de los versos de Luna Tucumana. La zamba retrata el espíritu de Héctor Roberto Chavero Aramburu, Atahualpa Yupanqui. Hoy este verdadero juglar de nuestra tierra cumpliría 107 años. Mientras en Cosquín, decenas de artistas desfilan por el escenario que lleva su nombre. Mientras, también allí, miles de turistas se retratan junto a la estatua que lo recuerda, Blablax dialogó en exclusiva con Juan Carlos Saravia, un ex Chalchalero que conoció muy bien a Don Ata.
“Se conmemora una fecha más de su nacimiento. Atahualpa Yupanqui ha sido, es y será uno de los creadores musicales y poetas más difundidos. Tiene tantas canciones, letra y música, que casi es un genio de la música nativa de la proyección folclórica”, señala Saravia.
Autor prolífico, el nacido en Pergamino, es padre de innumerables piezas tradicionales como “Los ejes de mi carreta”, “Chacarera de las piedras” o “El alazán” tenía una relación particular con su creación: “Él nos contó un día que le encantaría que la gente se acurde de sus canciones sin recordar quién es el autor, porque ese es el momento en que la música pasa a ser folclórica. Por ejemplo, como pasa con ‘Lloraré’, como tantas canciones que se han hecho populares”, señala Saravia. Y agrega: “Nosotros grabamos, en esa época un long play con todas obras suyas que se llama Atahualpa Yupanqui por Los Chalchaleros. Por nuestra forma de cantar un día nos dijo, riéndose: “si hubiera sabido que no decían la última sílaba, me hubiera ahorrado de escribir mucha letra”.
Además, el ex Chalcha rememora: “Una vez, me dijo que un cantante paraguayo decía el ‘adentro’ con el mismo tono de la canción y que yo era la segunda persona, aparte de ese cantor, que hacía eso. Para mí fue un gran halago que me hiciera ese cometario”.
La alegría del cantor no se esconde y emocionado, añade: “Yupanqui fue un gran amigo, siempre nos acompañó. Era buena gente, era muy parco al hablar, pero nos llenaba de consejos y experiencias”.
También Saravia explica: “Fue una suerte que haya tenido el privilegio de vivir en Tucumán gran parte de su vida. Él nació cerca de la ciudad Pergamino, en Buenos Aires, pero se aferró a Tucumán, anduvo por Salta, por Jujuy. Vino a caballo, con su guitarra, dando recitales. Ha sido un hombre muy criollo”.
Con admiración absoluta, el salteño asegura que Yupanqui “es el recuerdo más valioso que tiene en su faz nativa. Un gran creador”.
Además de Los Chalcha, Yupanqui fue recreado por artistas como Mercedes Sosa, Jairo, Juan Carlos Baglietto, Mariano Otero, Víctor Jara, Alfredo Zitarrosa, Jorge Cafrune, Pedro Aznar o Divididos, entre muchos otros.
Su obra, existencial y profunda, ha marcado un antes y un después en nuestra música. Por eso, aún hoy suenan sus acordes en cientos de guitarras y sus letras en cientos de voces, porque su obra aún respira y lo vuelve inmortal.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora