El Mozarteum Filial Salta inaugurará este lunes la temporada 2016 con una presentación de lujo: el Cuarteto Gianneo con Rodolfo Mederos (bandoneón). El concierto tendrá lugar a las 21.30, en la Sala Juan Carlos Dávalos de la Casa de la Cultura (Caseros 460).

No es la primera vez Mederos toca junto al Cuarteto Gianneo. En alguna ocasión el recinto que albergó su concierto fue el Teatro Colón. El programa aquella vez incluyó, como esta noche en Salta, "Five Tango Sensations" para bandoneón y cuarteto de cuerdas, de Astor Piazzolla. La presentación en Casa de la Cultura se completará con Oración del torero, de Joaquín Turina, y Cuarteto Op. 18 N°1, de Ludwing Van Beethoven.
Rodolfo Mederos, nacido en 1940, en el barrio porteño de Constitución, fue estudiante de biología, coleccionista, cineasta y carpintero antes de dedicarse de lleno a la música.

Mientras alternaba su vida universitaria en Córdoba con su Octeto Nueva Guardia, conoció a Astor Piazzolla, quien le dijo: "Dejá la biología para los biólogos, vos sos músico". Tocaron juntos y de su mano volvió a Capital Federal y en el 65 grabó su primer disco.

"Su invitación en ese momento, cuando yo tenía 20 años, seguramente fue muy importante y su presencia gravitó mucho en mi decisión -le dijo Mederos a El Tribuno recordando aquel encuentro-. Astor ha tenido conmigo gestos generosos en cuanto a aquella invitación y en cuanto a otras cosas que ocurrieron después y por las cuales yo siempre estaré muy agradecido. Pero Astor no fue el único factor. Seguramente también los viejos que tuve me permitieron eso, mi propia naturaleza, las circunstancias...", agregó.
Radicado de nuevo en Buenos Aires, en 1969, Rodolfo Mederos tocó en el LP debut de Almendra (banda de Luis Alberto Spinetta) y se incorporó a la orquesta de Pugliese por siete años, de la que se alejó para fundar, en 1976, Generación 0, que se convirtió en una agrupación de culto.

Mederos se ha definido como un "ecologista del tango". La razón: "Siempre me interesó que no se perdieran las culturas originales. Pero no es que yo pretenda esta música en estado puro. En realidad nada existe en estado puro. Mientras la raza humana va para un destino de autodestrucción, yo busco la manera de recuperar ciertas formas que nos han hecho felices en otros años", concluyó el músico.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora