La supermodelo israelí Bar Refaeli fue detenida ayer jueves por las autoridades por evasión fiscal en millones de dólares y obligada a pagar una multa al mismo tiempo que se le prohibió salir del país durante 180 días. Refaeli mintió a la oficina de impuestos de Israel sobre el lugar donde residía permanentemente y de esa manera evitó pagar cuantiosas sumas de dinero al estado.

La ex novia de Leonardo Di Caprio está acusada de no haber pagado impuestos sobre una ganancia de 20 millones de dólares y unos beneficios extras dados por las empresas contratantes en joyas, departamentos y automóviles, calculado en 257 mil dólares. Junto a Refaeli fue detenida su madre, Zipora, sobre quien pesan los mismos cargos.

Para evitar el pago de las cargas impositivas, tanto Refaeli como su madre minitieron a la Oficina de Impuestos de Israel indicando que vivían afuera del país. La supermodelo -la mejor paga de esa nación- vivió en torres de departamentos y hoteles de lujo en Tel Aviv los últimos años, como pudieron comprobar las autoridades.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora