"Uso barba porque va con mi estilo, y además porque me da fiaca afeitarme", dijo Rodrigo de 25 años, estudiante de la Universidad Nacional de Salta.
En la semana que pasó, un laboratorio de Nuevo México dio a conocer que las barbas tienen tantos gérmenes y bacterias como un inodoro. Para constatar esto, El Tribuno conversó con la doctora en Ingeniería con orientación en Biotecnología e investigadora del Conicet, Verónica Rajal. "No me resultó incoherente el resultado de la investigación. Pero esto depende del tipo de barbas y de las personas que las usan. Aquí en el Laboratorio de la Universidad (Nacional de Salta) hemos realizado investigaciones en las que pudimos determinar que la boca y las manos son las que más microorganismos tienen. En cuanto al lugar de la casa más sucio está primero la bacha de la cocina y luego viene el inodoro. Esto sorprende porque la gente relaciona la cocina con los alimentos por eso cree que es más limpio, y al baño lo relaciona con lo sucio y le pone más empeño en su limpieza. En general, después de lavar los platos o de cocinar no se suele higienizar la bacha con profundidad. Debemos tener en cuenta que allí quedan restos de alimentos, grasas, aceites, etc., que luego son fuente nutritiva para los microorganismos", refirió Rajal.

Volviendo a las barbas

"En cuanto a las barbas creo que tienen que ver con la higiene de cada persona y con el tipo de barba. Una larga y tupida, seguramente no permite el ingreso del agua hasta la piel. Además, hay que tener cuidados de cómo lavarla luego de cepillarse los dientes y mantener siempre las manos limpias, por ejemplo. No ocurre lo mismo con una barba al ras que es más fácil de higienizar y controlar", sostuvo la especialista.
Algo parecido es lo que recomendaron los investigadores de Quest Diagnostics, quienes dijeron que ha que "mantener las manos lejos de las barbas y usar un buen exfoliante".

¿Con o sin barba?

"A mi esposo lo conocí con barba, nunca se la afeitó y yo no lo cuestioné... así lo conocí", dijo Raquel, profesora de Educación Física. Otras mujeres no quieren barbudos a su alrededor porque les da aprensión o les molesta que les raspe la piel. Esto es cuestión de gusto también. A los hombres no les afecta el resultado del estudio. A los que les gusta usar barba, la idea de ser portador de gérmenes no les hace rever su estilo, no están dispuestos a rasurarse. Y a las mujeres que les gustan los hombres con pelo en la cara, tampoco.

Y ahora, el estilo hipster

En medio del revuelo de las barbas con bacterias, en la primavera verano 2015 europeo, se está imponiendo el estilo hipster, que ya venía haciéndose espacio en el mundo de la moda desde hace algún tiempo atrás.
Es habitual ver por las calles de diferentes ciudades europeas hombres que lucen un estilo de moda a medio camino entre el “casual” y una actitud bohemia que seduce tanto a hombres como a mujeres. Una de las características de este estilo o de esta moda, es la de llevar barba tupida y larga, con un toque de descuido.
El estilo hipster suele caracterizarse, en lo que a cabello se refiere, por contar con un “look” en el que el pelo se deja crecer bastante e incluso suele llevarse largo. Esta temporada es el pelo largo el que se impone en los hombres que se lo pueden peinar recogido con una coleta alta.
En este estilo, las bacterias son lo de menos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora