Durante un recital en Las Vegas, estaba bailando la coreografía de Crazy, Britney Spears se torció el tobillo y terminó indefectiblemente en el piso, con una gran dificultad para levantarse. La lesión fue fuerte ya que le costó mucho seguir con el show y luego su representante anunció que cancelarían sus siguientes recitales.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora