Los cantantes ocuparon el lugar del líder de U2, aún recuperándose de la operación de su brazo tras caerse cuando andaba en bicicleta por Central Park.

Los acordes de "Where the Streets Have No Name" de U2 comenzaron a sonar sobre Times Square pero sobre el escenario solo se veía a the Edge, Adam Clayton y Larry Mullen Jr. Ni señales de Bono. En su campera de cuero, Bruce Springsteen tomó el lugar del irlandés y el público del evento gratuito a beneficio por el Día Mundial de la Lucha contra el SIDA se volvió completamente loco.

A pesar de ser un evento secreto hasta la tarde del mismo día, estaba planificado hace semanas y la ausencia de Bono no estaba en la perspectiva: el cantante aún se recupera de una operación después de sufrir el accidente. Así que tanto Springsteen (que solo cantó la primera y "I Still Haven't Found What I'm Looking For") como Chris Martin decidieron ponerse al frente de U2 por un día: U2 menos 1, se llamaron a sí mismos.

"Beautiful Day", "With or Without You" sonaron con el frontman de Coldplay en la voz, antes de darle lugar a Carrie Underwood y Kanye West, que concluyó con un breve set. En total, el concierto duró solo 48 minutos.

Bono se hizo presente a través de un mail leído por Bill Clinton en el que sentenció: "Ganaremos esta pelea" y saludó a todos los fans presentes.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora