Juan José Campanella apoyó a Mauricio Macri durante las últimas elecciones presidenciales. Al cumplirse el primer semestre del gobierno de Cambiemos, el ganador del Oscar por El secreto de sus ojos opinó sobre esta gestión en una entrevista con Gonzalo Bonadeo en el programa El buscador en Red.

"Es difícil hablar hoy porque estamos pasando por un momento duro. La diferencia está en quienes piensan que este es un momento duro que llegó para quedarse y otros que pensamos que es un momento duro de acomodamiento por el que había que pasar. No conozco a nadie que haya votado a Cambiemos, como es mi caso, que esté arrepentido", declaró el cineasta en el ciclo que se emite por la TV Pública.

Además, se refirió a las diferencias existentes con los simpatizantes del kirchnerismo: "Hay una cosa que describe al que votó a Cambiemos que es la falta de fanatismo. Nosotros no estamos votando a un jefe, no vamos a aplaudir. De hecho somos bastante críticos también. Creo que es algo que se nutre esta coalición de partidos. Puedo criticar cierto orden de magnitud, de algunos de los ajustes, del orden en el que se hicieron. Creo que las cosas tienen que estabilizarse y mejorar, las paritarias ahora, hay un montón de cosas que van a dar respiro. Pero podremos hablar dentro de un año o dentro de seis meses".

"Todo esto que hablamos, de posibles incomodidades, es en el aspecto económico. Hay muchas maneras de juzgar a un gobierno también que tiene que ver con otras cosas que yo sufrí más directamente, que tiene que ver con el ataque a quien piensa distinto, desde el Estado, no desde las redes que es donde siempre existió y existirá. El anonimato hay que aceptarlo o andate de las redes. En la pluralidad de voces y muchos otros aspectos que estamos netamente mejor. Sería hipócrita no decirlo, la parte dura donde puede haber diferencia de opiniones y debates inclusos internos es en lo económico", manifestó el director de las películas El hijo de la novia y Metegol.

Luego, recordó los ataques que recibió del programa 6,7,8 por tener una postura crítica al gobierno anterior: "No me olvidaré nunca, no es un problema ideológico, es un problema moral, de actitud de vida, es un problema de códigos... El programa fue hecho con un motivo muy especial, pero se equivocaron, falló en ese objetivo. Lejos de sumar más adeptos, lo que hizo fue radicalizar gente en contra".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora