De regreso en los escenarios porteños, Carla abre su corazón en una nota a una revista de tirada nacional.

Desde la marquesina de Venus en piel, Carla Peterson irradia sensualidad. Su regreso al teatro con Venus en piel, que estrenó esta semana, tras un exitoso año televisivo como una de las Guapas, la encuentra en un estado de mucha felicidad. "Trabajo de lo que me gusta, mi hijo ya me habla, amo a mi marido.

En mi casa todo es felicidad", dijo en una entrevista que podrá leerse este domingo, y en la que no evita ningún tema. Habla de su relación con Martín Lousteau, su marido desde hace casi tres años, quien además está transitando la campaña como candidato a jefe de Gobierno porteño; el estreno de su obra, la salud de su padre, que todavía se recupera de un ACV sufrido hace cinco años; y la posibilidad de volver a ser madre, a los 41, y darle un hermanito a Gaspar, que ya cumplió dos años.

"Me gustaría tener otro hijo. Me encantaría el año que viene. Quiero volver a ser mamá", revela. "Una amiga me aconsejó que tenga el segundo cuando ya le pueda decir a Gaspar que me alcance algo y me lo traiga. Antes no. Y la verdad es que ya estamos recerca de eso", agrega entre risas. Sobre la edad y el paso del tiempo, asegura que no tiene miedo de volver a apostar a la maternidad: "Sé que estoy grande, pero es un deseo que tenemos con Martín.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora