Carlos Felipe de Suecia y Pierre Casiraghi dejarán este año un gran vacío en la lista de solteros de oro. Son los novios más guapos de la realeza y serán dos pérdidas irremplazables cuando, llegado el momento, abandonen la soltería y les prometan amor eterno ante el altar a sus respectivas princesas, la ex modelo Sofia Hellqvist y Beatrice Borromeo, la bella condesa italiana que aportará aún más glamour, si cabe, a la corte de los Grimaldi.
El príncipe Carlos Felipe, que siempre reinó en las encuestas de los príncipes más atractivos, se declaró tras su compromiso oficial "'el hombre más feliz del mundo". Ya no está solo; ni en la vida, ni en la agenda oficial. En la mayoría de sus compromisos está acompañado de su inseparable prometida, bendecida a sus ojos con todas las virtudes: "Es maravillosa en todos los sentidos: es humilde, lista, inteligente, tiene los pies en la tierra. Es una mujer fantástica".
A unos pocos meses de su enlace y del día más importante de su vida, el próximo 13 de junio, la pareja está muy atareada alternando los preparativos del casamiento y el trabajo. Los novios de Suecia, los grandes protagonistas de la Familia Real sueca en este momento, están muy solicitados. No en vano, en estos meses como prometidos,pasearon su amor por todas y cada una de las grandes citas sociales del reino escandinavo.
Los efectos previos a su boda también se hacen notar en Carlos Felipe de Suecia. El Príncipe dejó constancia del brillo de la felicidad el pasado fin de semana en uno de sus ahora escasos compromisos en solitario. Pierre Casiraghi, guapo en familia de guapos, encontró a su media naranja. Su historia de amor con Beatrice Borromeo tendrá final feliz y también terminará en casamiento este 2015. El hijo de la princesa Carolina y su inseparable novia, descendiente de una de las familias más conocidas de Italia -su hermana Lavinia está casada con John Elkan-Agnelli, heredero del imperio FIAT-, se conocieron en 2008 en la Universidad de Luigi Bocconi de Milán, donde ambos estudiaban. Desde entonces se volvieron inseparables y, todo hay que decirlo, una de las parejas reales más glamorosas, que hoy cumple seis años de amor consolidado.
El sobrino del príncipe Alberto no es un aristócrata dedicado únicamente al dolce far niente, sino que está a cargo de muchos de los millonarios negocios de la familia Casiraghi y, además, colabora y se involucra con numerosas organizaciones solidarias. La bella condesa, licenciada en Derecho y con máster de Periodismo en la Universidad de Columbia (Nueva York), está centrada en su carrera dentro del mundo de la comunicación. Otra pareja tal para cual y otro soltero de oro menos..

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia