Los mundos posibles son el magma de la literatura y así como infinitas se presentan las contingencias de la ficción, igual de imprecisos surgen los significados que el lector reponga al vincularse con un texto. Cuánto más certeros si esta relación se torna imperecedera. De once relatos y microrrelatos que invitan a la reflexión se compone "Cereales de luz y de sombra", de Carlos Yudi Machur, que se presentará mañana, a las 20, en la Biblioteca Provincial Dr. Victorino de la Plaza (Belgrano esquina Sarmiento).
Yudi Machur es profesor de Música con especialidad en Canto por la Escuela Superior de Música José Lo Giúdice, de Filosofía por la Universidad Nacional de Salta y de Educación Física. También escritor de prosa y poesía, previamente publicó "Con vientos en el rostro... con frío" (2012), "Sinfonía natural en prosa y en verso" (2013), "Siete narracuentos fabulafantásticos" (2014) y "Reclaman vivir" (2016).
De visita en la redacción de El Tribuno Carlos explicó el porqué eligió para "Cereales..." una construcción narrativa como el microrrelato.
"El microcuento se deriva del cuento. Tiene los mismos componentes: introducción, nudo y desenlace, y esto le da una forma concisa en la que debo contar una historia. Lo encuentro muy propicio porque está hermanado a la poesía. Sobre todo, en la manera de pensar el mundo que tengo yo, una manera muy filosófica, sin dejar del lado lo emocional. Entonces me permite tomar elementos como los recursos retóricos, tomarme licencias poéticas e incluir en cada uno de estos microcuentos metáforas, aforismos y paradojas", señaló. Acerca del título, que gira en torno de una planta gramínea muy utilizada en la alimentación humana y animal, expresó: "El cereal al estar mantenido en la sombra mantiene su propiedad nutricional, no se deteriora ni se echa a perder, sino que mantiene esa vida en potencia, que va a ser activada por la energía solar. Entonces esa misma semilla se convierte en vida y fluye hacia la luz. Así somos nosotros: fluimos hacia la luz, y una vez que estamos siendo en este mundo no nos preguntamos el porqué y por eso invito a los lectores a una vitalidad racional".

Para repensar

El microrrelato que inaugura el libro "Una mujer con vestidura translúcida" contrasta muy bien con el relato que lo cierra "Dos hombres armados". Ambos contienen la tentación de desactivar los peligros de la vida y el sufrimiento -actitud tan propia del New Age y de las sociedades consumistas- ante la que el narrador de la primera historia no sucumbe. Ya el de la segunda nos instala en un ambiente casi onírico, en el que un vecino se calza sin contemplaciones y en defensa de otro el ropaje de héroe y el protagonista se arma del valor para vencer a los malos que en todo cómic que se precie da grandes resultados.
Se sabe que hasta de las peores pesadillas despertamos justo antes de que nos dañen irreparablemente. Pero esto no basta para acallar nuestra conciencia de la muerte. "Es lo que nos diferencia de los animales. Todo lo que hacemos lo hacemos pensando en vivir y en sobrevivir. Creo que la noción de la muerte hace que en la vida el hombre se comporte de otra manera. En estos cereales de luz y sombra, encuentro la apertura para lanzar mis inquietudes sobre la vida, la muerte y el tener una cierta resistencia a esto. Pero no es una resistencia para negar la existencia de la muerte, sino de pensar en la muerte para repensar la vida, afirmarse y autoafirmarse en esta vida como sujeto emocional pensante y viviente, que tiene derecho a vivir en mejores condiciones, en un espacio de respeto y de paz", especificó. Añadió que su intención es "impactar al lector, producirle un pensamiento diferente y que este pueda pensar la realidad en la que vive y analizar todo para sacar su propia conclusión".

Performance

Valkirias.jpg
Las valkirias, en la representación de "El bar de la Teogonía", uno de los relatos de "Cereales de luz y sombra". Fabián Villarroel
Las valkirias, en la representación de "El bar de la Teogonía", uno de los relatos de "Cereales de luz y sombra". Fabián Villarroel

De la presentación del libro participará el grupo Los Imponderables de Salta, artistas a los que une la fotografía, la música, la danza, la actuación, la filosofía y la poesía. El músico y pianista Nicolás Peralta tocará "Consolation N´ 3", de Franz Liszt, y "Claro de Luna, de la Suite Bergamasque de Claude Debussy. Además el colectivo artístico de investigación Valkiria interpretará "El bar de la Teogonía", uno de los relatos de "Cereales...". La particularidad de esta performance radica en que seis mujeres interpretarán personajes masculinos. La entrada al evento es libre y gratuita.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora