Clásico del cine por excelencia, Casablanca se exhibirá en las salas salteñas y es una oportunidad inmejorable para volver a ver, o ver por primera vez, uno de los hitos indiscutidos del séptimo arte.
El film, dirigido por Michael Curtiz, se estrenó el 19 de diciembre de 1942 y mostró en la gran pantalla a una de las duplas más emblemáticas del cine: Humphrey Bogart e Ingrid Bergman. Ella, la bella y culposa Ilsa. Él, el recio y seductor Rick. El leiv motiv de "As times goes bye", en el piano del leal Sam. Todo se conjuga para que la nostalgia y el romance tengan protagonismo, en un contexto de espionaje y crisis internacional.
La sinópsis del argumento, detalla: Durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), Casablanca era una ciudad marroquí a la que llegaba huyendo del nazismo gente de todas partes: llegar era fácil, pero salir era casi imposible, especialmente si el nombre del fugitivo figuraba en las listas de la Gestapo.
En este caso, el objetivo de la policía secreta alemana es el líder checo y héroe de la resistencia Victor Laszlo, cuya única esperanza es Rick Blaine, propietario del 'Rick's Café' y antiguo amante de su mujer, Ilsa. Cuando ella se ofrece a quedarse a cambio de un visado para sacar a Laszlo del país, Rick deberá elegir entre su propia felicidad o el idealismo que rigió su vida en el pasado.
La química de la pareja protagónica fue alabada por la crítica hace más de siete décadas y aún hoy sus actuaciones siguen siendo memorables.
La pantalla en blanco y negro remite al ayer y representa una experiencia única para los fanáticos las historias que se convirtieron, con el paso de los años, en piezas que nunca pierden su vigencia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora