Marcos Casuo lidera el espectáculo "Universo Casuo". Nació en el interior de San Pablo (Brasil) y saltó a la fama por su participación en "Alegría", del Cirque du Soleil, compañía de la que formó parte durante 8 años y con la que recorrió 22 países, aplaudido por 12 millones de personas.
Desde niño, Casuo mostró talento para el arte. A los 8 años ya practicaba capoeira, luego fue desarrollando ese don y con el tiempo se transformó en un profesional", recordó el artista.
Su formación es muy ecléctica y abarca desde teatro, danza y artes plásticas, hasta break dance y gimnasia artística. Consolidado en el Cirque du Soleil, recibió excelentes críticas por su audacia y creatividad. Incluso fue reconocido en el Royal Albert Hall de Londres como uno de los diez mejores payasos del mundo.
Sin embargo, cuenta que en la última presentación de "Alegría", en Madrid, sintió que debía renovarse. Ingresó a la compañía canadiense como acróbata, luego como payaso y terminó protagonizando el espectáculo. Pierre Parisien, director artístico principal del Cirque, había confiado en el peculiar talento de Casuo y le había dado luz verde para crear cinco performances, vigentes hasta ahora. Pero el fin del ciclo fue claro para Casuo en 2008. "Los sueños se renuevan y generalmente las personas tienen miedo al cambio. Yo soy el tipo de ser humano al que no van a cambiar ni el dinero ni las cosas materiales, pero necesito del color, de la emoción. Si mi entorno se empieza a poner gris, es porque necesito cambiar. Siempre abrí el palco para que mi partener pudiese brillar y consideré muy importante el trabajo en equipo, entonces sentía que precisaba salir del Cirque para que otra persona cumpliera el sueño que una vez había sido el mío", relató. Así Casuo visitó varios circos, de los tradicionales, pequeños y grandes, y vio clarísimo que debía cambiar de misión, que debía inyectar todo el conocimiento adquirido al lado de grandes artistas en su país y con un proyecto propio.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora