Sobran los dedos de una mano para contar los elementos que Alejandro Ros baraja para hacer sus diseños. Con esa economía, no obstante, dice lo que hace falta decir con la contundencia de un grito. Ros es un referente latinoamericano, reconocido por sus trabajos de diseño editorial y portadas de discos. Nació en Tucumán y además de ser autor de las tapas de algunos de los álbumes más importantes del rock local, estampa semanalmente sus ideas en los suplementos Radar y Las/12, de Página12. Esta noche, a las 21, Ros dará una charla en el CeCa, Arenales 1721, un espacio que se acaba de habilitar en Salta para este tipo de intercambio. La entrada: un juguete.
Entre las bandas y solistas que solicitaron los servicios de Alejandro Ros para el diseño de su discografía están Luis Alberto Spinetta, Mercedes Sosa, Soda Stereo, Babasónicos, Bersuit, Illya Kuryaki, Divididos, Fito Páez, Bajofondo, Pedro Aznar, Vicentico, Divididos, Miranda, Juana Molina, Damas Gratis y Las Pelotas. Ros es un especialista a la hora de sugerir y de exprimir el jugo de cada imagen, por modesta que sea. El mérito de Alejandro Ros radica, precisamente, en su manera de comunicar: recurre a lo conceptual y genera un lenguaje icónico contundente.

baba.jpg


Alejandro Ros pertenece a la primera promoción de egresados de la carrera de Diseño Gráfico de la Universidad de Buenos Aires. Fue docente en la UBA en las cátedras Pescio y Wolkowicz y en el Centro de Artes Visuales.
Sobre la charla que brindará en Salta, Alejandro Ros le adelantó a El Tribuno que apuntará a lo práctico: "Voy a mostrar mi trabajo de diseño editorial y tapas de discos de rock y pop, y voy a contar como lo hago".
De Ros se ha dicho muchas veces que su principal talento radica en hacerse invisible. A contramano de otros, trabaja para no tener estilo. "Intento no poner mi gusto o mi expresión en la pieza a diseñar. Estoy trabajando para otro. Y debo ayudarlo a encontrar su camino. No es lo mismo una tapa para Damas Gratis que una para Juana Molina", explica.

fito.jpg

La economía de sus diseños remiten a ciertos recursos poéticos como la metáfora y la sinécdoque (figura que consiste en reemplazar el todo por la parte o la parte por el todo). La entrepierna de una muñeca de goma o un lápiz bicolor alcanzan y sobran, por ejemplo, para desenvolver un concepto. Ros elige estos recursos dependiendo de la pieza: "Algunas no tienen tiempo de obligar al receptor a procesar una metáfora. Otras no lo necesitan", señala.
"Yo intento buscar la vuelta -dice-, pero a veces la obviedad puede ayudar", admite.
Y si se trata de decir algo soez (porque a veces la ocasión lo amerita), el "señor de las tapas" dice que se toma su tiempo para intentar decirlo con elegancia. "No siempre sale -confiesa-. Me gustaría ser más soez. Amo los límites".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora