Desde que Charlie Shee salió de "Two and a half men", los niveles de audiencia nunca volvieron a ser los mismos. Por eso, los productores de la serie tuvieron la brillante idea de que el indomable actor regrese para grabar una participación especial en el último episodio y poder darle así un cierre al ciclo.

El problema es que, desde que Ashton Kutcher tomó su lugar en la sitcom, Sheen no contuvo su ira y, a través de su cuenta en Twitter, se divirtió hostigando a su reemplazante. Tanto que el ex de Demi Moore aprovechó una pregunta que le hicieron durante una entrevista para pedirle, no de muy buenos modos, que dejara de molestarlo. "Quiero hacer una pausa para hablarle directamente a Charlie: ¡Hombre, cierra la puta boca de una vez! ¿Pasaron tres años y medio y seguís molestándome en Twitter? ¿Realmente?", disparó el actor en aquella oportunidad.

Sin embargo, lejos de detener sus embates, Sheen subió la apuesta, siempre a través de Twitter. "Flash de noticias. Hombre, nunca más vuelvas a decirme que me calle la boca. NUNCA lo hagas de nuevo o te enviaré a hacer una dieta de comida de hospital por un año. C. ¿Lo entendiste, junior?", escribió con enojo.

La pregunta es que en caso de concretarse este encuentro cumbre de Ashton y Charlie en el set. Por lo pronto, el novio de Mila Kunis fue entrevistado por Ellen DeGeneres y, al ser consultado sobre el tema, eligió responder con una mueca y escudarse en el secreto impuesto por la Warner Bros. sobre el posible regreso.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora