Fan de las selfies sexies, Charlotte Caniggia suele impactar en las redes sociales con fotografías en las que se la ve súper provocativa.
En más de una oportunidad, sus seguidores y la prensa le han cuestionado a la hija de Claudio Paul Caniggia y Mariana Nannis porque las imágenes que publicaba parecían tener un excesivo retoque digital. Por ejemplo, a mediados de agosto la joven de 22 años subió a Instagram una foto que generó un verdadero revuelo 2.0 debido al tamaño de su cola.
Hoy, las dudas sobre la figura de Charlotte volvieron con más fuerza luego de que los paparazzi la encontraran paseando por Marbella junto a su amigo, el cantante italiano Valerio Scanu (con quien compartió el reality La isla de los famosos e incluso se la vinculó sentimentalmente).
¿Qué llamó la atención de todos? La diferencia entre la silueta de las imágenes sin retoques en bikini tomadas por los los fotógrafos y las tantas fotos que comparte la rubia en la Web.
Charlotte se hizo eco de las críticas que generaron las fotos y explotó en Twitter: "Cuánta gente envidiosa suelta que no puede apreciar, y les da bronca verte brillar y verte más diosa cada día", escribió indignada, defendiendo su silueta y desestimando las acusaciones de "retoques".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora