Para algunos fans, Saruman y Gandalf, los magos de El señor de los anillos y El Hobbit, existen sólo en esa historia. Sin embargo, los actores que les prestaron sus rostros a esos personajes, ya entrados en años, tienen múltiples actividades paralelas. Ian McKellen, cuando se saca la barba de Gandalf, aprovecha para hacer teatro, ser Magneto en los X-Men o actuar en videoclips de rock.
Su compañero, Christopher Lee, prefiere hacer canciones navideñas "heavys y jodidas".
A sus 93 años, el actor británico lanzó por tercer año consecutivo su particular versión heavy metal de los villancicos navideños tradicionales, en esta ocasión llamada Darkest Carols, Faithful Sing.
Lee vuelve a poner su tenebrosa voz en el álbum, acompañado de nuevo por Hedras Ramos, guitarrista con quien el actor ya había trabajado antes en la primera edición del disco de 2012 y en un disco conceptual de heavy que publicó en 2013. Los nuevos villancicos incluyen una versión heavy del My Way de Frank Sinatra y versiones de canciones navideñas como Noche de paz o Campanas de Belén.
Lee grabó con famosos grupos de power y heavy metal, como Manowar y Rhapsody of Fire. Con el primero, incluso, sucedió a Orson Welles como narrador poniendo su voz en la reelaboración de la canción Dark Avenger.
Tras una larga trayectoria en películas de terror, el director Tim Burton lo convocó en filmes como La leyenda del jinete sin cabeza y Charly y la fábrica de chocolate.
En el último tramo de su carrera ha dado vida al Conde Dooku en una de las sagas más famosas de la historia, Star Wars, además de interpretar a Saruman el Blanco en las trilogías de El Señor de los Anillos y El Hobbit.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia