El Bailando llega a su final. Durante todo el año, las parejas fueron demostrando su talento en las pistas y se superaron gala a gala hasta la etapa definitoria. El más mínimo error puede costarles la salida inmediata del programa. Será por eso que Cinthia Fernández y Gabo Usandivaras decidieron salir a las calles a demostrarle a su público por qué hoy están en la semifinal.

Bajo el sol que no cesaba de recalentar el asfalto y ante la mirada de turistas, oficinistas, artistas callejeros, niños y abuelos, una camioneta se clavó en la esquina de Florida y Av. Corrientes, pleno Microcentro porteño. Del vehículo bajaron Cinthia Fernández y Gabo Usandivaras.

En cuestión de minutos, una multitud de personas se acercó a la pareja. Entre pedidos de fotos, abrazos y deseos de buena suerte, la dupla semifinalista posaba, sonreía y, mientras tanto, intentaba planear un show callejero para toda la gente que, esperaban, se acercara a verlos bailar.

Decenas de mujeres se acercaban a pedir una foto con la modelo, y de paso le preguntaban:"¿Y las melli?". "Los piojos hermosos van a estar esta noche", respondía Cinthia entre sonrisas y una gran sorpresa por tanta muestra de afecto, pero este viernes el cariño se transmitió frente a frente, sin intermediarios.

Cuando el calor ya se hacía difícil de sobrellevar, Cinthia y Gabo pidieron un poco de espacio al público. Llegaba la hora del baile. Para quienes esperaban ver una coreo "relajada", la sorpresa fue mayor apenas comenzaron los movimientos de la pareja. A los segundos, Cinthia volaba por los aires.

Los aplausos explotaron apenas finalizó el baile, y antes de que la pareja pudiera tomar un trago de agua estaban rodeados de gente. De esta manera, los fans tuvieron la posibilidad de experimentar en un lugar único el enorme talento de Cinthia Fernández y Gabo Usandivaras. La dupla, por su parte, pudo darse cuenta de lo que genera en el público cuando baila.


¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia