En la tarde de ayer un grupo de familiares y amigos se congregó en el aeropuerto Martín Miguel de Güemes, para recibir a la flamante Miss Universo Argentina, Claudia Barrionuevo.

El bullicio de la familia rompió la monotonía del hall principal del aeropuerto local. Abrazos, lágrimas, carteles de bienvenida y hasta un poco de espuma en aerosol, formaron parte de la bienvenida que recibió Claudia por parte de aquellos que estuvieron desde siempre a su lado y confiaron en ella.

Pero la recepción no terminó allí. Después de la cálida bienvenida en la terminal aérea la familia llevó a Claudia al lugar que la vio nacer, su querido pueblo de El Carril.

Allí fue recibida como "una reina" y entre caras de asombro y alegría Claudia tuvo el saludo de sus vecinos de siempre. Una caravana de varias cuadras de vehículos siguió a la Miss Universo Argentina que recorrió las calles, que supo transitar de pequeña, en la caja de una camioneta.

Sencilla y asombrada, Claudia recibió el saludo de un pueblo que no cabe de orgullo al ver a una de sus vecinas llegar tan alto.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Comentá esta noticia