Hugo Alcoba, es un hombre de muchas profesiones, pero que transporta en su mirada el apacible aura del Valle Calchaquí. Más especialmente de Cachi, donde vive hace 34 años. Allí pasa sus días, entre las horas que le llevan las tareas de pequeño productor de pimentón, y -conociéndolo- la que más le interesa: escribir.
Como dice Guillermo Plaza en el prólogo de su último libro: "Hugo Alcoba construye su mundo con palabras, un mundo de barro, de incertezas", las mismas que él vivió.
Alcoba es el creador de "Vino nochero", aunque cobra solo el 25% de parte de Sadaic. La composición tiene su historia y nada mejor que el propio autor la cuente.

¿Como nació el tema?
Lo compuse en el exbanco provincial de Salta, donde trabajé mucho tiempo. Un día, horas antes de ingresar a la institución, estaba con los choferes en la playa de estacionamiento sobre la calle España. Había una computadora y me puse a escribir. Está dedicado a "Pajarito" Arroz. En ese tiempo había autores de la talla de Ariel Petrocelli, Lito Nieva, Hugo Alarcón, Daniel Toro, José Gallardo y quería retribuir esa amistad. Por eso en la primera parte decía: "Pajarito Arroz cuando llega a Salta/se mete en las carpas para el carnaval/...
El comienzo de la zamba dice otra cosa...
Es verdad. No sale esa parte porque me pidieron que la cambie y después nació la estrofa: /Cuando José Ríos se declara en zamba/del piano del "Cuchi" brota el carnaval/.

¿Por qué te pidieron que la modifiques?
Porque me decían que a "Pajarito" Arroz no lo conocía nadie. Debo decir que en la última estrofa, dos versos también se cambiaron.

¿Eso te perjudicó?
Vos me preguntás y te contesto. Pero no hay problemas. Solo que yo cobro el 25% de los derechos y de esta situación te puede contar Rubén Pérez, el autor de La Taleñita. El conoce el tema.

También te dio satisfacciones...
La satisfacción más grande es que un día le pregunté a Ariel Petrocelli de qué manera podía saber si un tema "pegó" en la gente. Ariel, con toda su experiencia, me contestó: "Te vas a dar cuenta con el tiempo". Y es verdad, lo confirmé por la trascendencia que tuvo, aparte de quienes lo cantan, que son Los Nocheros.

¿Tenés otras actividades?
Los domingos tengo un programa de radio que se llama "El domingo de los compadres". Lo comparto con Canto Calchaquí, un bagualero y compadre. Además también participa Tintilay, que era bombisto de Marcos Thames y Carlos Abán. Son tres horas y lo más importante es que nos escuchan muchos cacheños. Pasamos música popular, de nuestra tierra, y eso gusta mucho.

¿Y tu tarea de productor?
Soy productor pimentonero, pero además me dedico a hacer artesanías en cardón y cuero. Vendo bastante. Soy uno de los creadores en Cachi.

¿Siempre estás escribiendo poesía?
Como autor, tengo más de 300 temas y soy socio de Sadaic desde 1997, pero me falta publicar una novela que terminé hace un tiempo. Se llama "El retorno más esperado" y pretendo publicarla pronto. Mientras, ya está para los amigos el último libro "Coplas y poemas en el Valle Calchaquí". Escribo poemas para mi nieto, mis padres, mis amigos que están partiendo de este mundo con mayor frecuencia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora