Delfina, una nena de ocho años, llegó a la pista de Bailando con ganas de cantar y cumplió su sueño. En el marco de una nueva gala folclórica, interpretó "Desde que tú te has ido" de Luciano Pereyra y provocó una unánime ovación.

Sin embargo pidió que le permitieran cantar un fragmento de otra canción: "Oye" de Beyoncé. Tinelli aceptó sin imaginar que la pequeña iba a superar a la mismísima estrella pop. Delfina dejó a todos boquiabiertos por la potencia de su voz.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia