"¡Qué jovencita era en el capítulo 1 que grabamos en enero!", exclamó ayer Graciela Siciliani en el programa "Morfi. Todos a la mesa", cuando le mostraron un popurrí de escenas de la comedia "Educando a Nina". El ciclo finaliza hoy, a las 22, con la proyección del último capítulo en el taetro Gran Rex. Los fans de la comedia más exitosa del año podrán vivir el desenlace junto a los protagonistas de esta historia: Griselda Siciliani, Esteban Lamothe, Juan Leyrado, Verónica Llinás, Jorgelina Aruzzi, Diego Ramos, Rafael Ferro, Nicolás Furtado, Violeta Urtizberea, Darío Barassi, Martin Slipak, Laura Cymer, Marina Castillo y todo el elenco. Con la conducción de Marley, desde las 21, compartirán la llegada de los artistas a la alfombra roja. Al término habrá un recital de Nina, quien cantará en vivo junto a sus fans.

Consultada por Gerardo Rozín y Carina Zampini, los conductores de "Morfi", señaló que interpretar el doble papel conllevó algunas dificultades, sobre todo en las escenas donde aparecían las gemelas e interactuaban entre sí. "Cuando hago el primer rol tengo que decidir todo lo que va a hacer la otra para no perderme las reacciones que estoy haciendo. Hay una doble a la que le tengo que decir todo lo que quiero que agregue para hacer las reacciones sin decírselo. Lo improviso en el ensayo, me lo anoto y se lo doy a la apuntadora para que ella se lo pase a la doble. Siempre empiezo por Mara que es la que dice las cosas más disparatadas, para tener luego las reacciones de Nina", comentó.

Acerca de qué incluyó de sí misma para la interpretación de dos personajes tan disímiles, Siciliani se sinceró. "Hay un poco de mí en cada una. Mara me permite decir lo políticamente incorrecto, al no tener que ser la heroína y cultivar ciertos valores puede decir -ya ha dicho- cualquier cosa. Fui tratando que ella sea querible, a pesar de todo. Ella hasta el final no tiene sentimientos, es impune. En Nina, pude poner lo emocional y en Mara el humor", especificó.

El futuro

El próximo proyecto que encarará la actriz es "Sugar". "Se trata de un obrón gigante, un personaje hermoso con mucha responsabilidad también porque lo hizo Susana Giménez y porque mucha gente lo tiene fresco, aunque haya sido hace treinta años. Es un miércoles a domingo y los sábados dos funciones, es un musical cantar en vivo, bailar cuidarme la voz y el cuerpo. Es otra vida, a la que la extrañaba, y siento presión porque Susana tiene una luz, ella entra y la gente se desmaya y algo de eso hay que generarlo...", señaló. En lo inmediato se irá de vacaciones con Jorgelina Aruzzi y Diego Ramos, sus compañeros de ficción y amigos entrañables en la vida real. "'Educando a Nina' fue un momento muy importante para mí, un proyecto inolvidable y mañana será un día inolvidable, al que tengo que atravesar aún", se despidió.

Participaciones especiales

Además, el cierre de "Educando a Nina" contará con dos participaciones especiales.

No es esta la primera vez que Sebastián Ortega -productor general y dueño de Underground- decide participar del final de una de sus ficciones. La última vez había sido en "Graduados". En aquel gran éxito de 2012, comedia que le valió su segundo Martín Fierro de Oro -ya había ganado uno con "Lalola"-, hizo de un amigo de Andy (Daniel Hendler). Otra de las convocadas para este último capítulo de "Educando a Nina" fue Fabiana Cantilo. La cantante también tiene sus antecedentes televisivos, participando especialmente en ficciones. Su debut en la pantalla se dio justamente en "Graduados"; y dos años después actuó en "Guapas" (la tira que El Trece emitió en 2014). La última vez fue en 2015, cuando hizo de sí misma en "Viudas e Hijas del Rock & Roll", otra creación de Sebastián Ortega.





¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora