La Orquesta de Niños y Jóvenes de La Merced se presentará el próximo viernes en la Expo Merced a partir de las 20, en la localidad homónima.
En esta oportunidad bajo la dirección del profesor de la orquesta de corno y trompeta, Pablo Ahumada.
La Expo se lleva adelante en las instalaciones del Complejo Deportivo local.
La orquesta lleva dos años ayudando a los más chicos a amar la música, desarrollar sus propios talentos y aprender que con el trabajo en equipo todo es más fácil.
Ya brindó numerosos conciertos en el Valle de Lerma y en Salta capital, donde se presentaron en varias oportunidades.
"El crecimiento de los alumnos es notable, afrontan mes a mes la ejecución de obras de mayor dificultad. En su avance, se refleja empeño y la dedicación que ponen', señalaron los docentes de la agrupación.
La orquesta está integrada por 75 chicos de entre 7 y 18 años, provenientes de La Merced y Cerrillos, Chicoana, El Carril y de la capital salteña.
Son chicos que aprendieron y aprenden día a día a amar la música y todo lo que a través de ella y con ella se puede lograr. Guiados por docentes con destacada trayectoria a nivel provincial y nacional, aprenden violín, viola, violonchelo, contrabajo, flauta, oboe, clarinete, corno, trompeta, trombón, percusión y también en lenguaje musical. Todos bajo la atenta dirección de Nicolás Sebastián Iglesias.
"Los días de orquesta son los mejores de la semana. Ahí conocí todo lo hermoso del mundo musical, aprendí a tocar el instrumento que siempre quise, conocí a mis mejores amigos y disfruto de cada canción que tocamos juntos, porque se notan las ganas de todos y el amor infinito a algo tan lindo como la música. No se trata solo de hacer sonar el instrumento, sino de esforzarnos en los ensayos y dejarlo todo en cada concierto. Es un lugar en donde se ve la esencia de cada uno, donde nos juntamos con un mismo propósito: hacer música, disfrutarla y tratar de ser mejores cada día. Muchos dicen que logramos bastante en apenas dos años, pienso que esto recién comienza y vamos por mucho más", contó Paula, de 18 años.
Tanto profesores como padres coincidieron en el aporte que la agrupación representa para los chicos. Además de conocimientos, les ofrece un sentido positivo de pertenencia y un descubrimiento de la propia vocación.
La orquesta fue fundada en 2014 y forma parte del programa de Orquestas y Coros Infantiles y Juveniles para el Bicentenario. Entre sus objetivos, se destacan la promoción del aprendizaje musical y el rescate social de los jóvenes mediante la realización de las distintas actividades y oportunidades que brinda esta práctica artística. El modelo colectivo de enseñanza musical permite vincular a los jóvenes con la escuela desde otro lugar y colaborar así con la retención escolar, sin olvidarse de lo mejor: poder disfrutar de la música.
La orquesta busca así garantizar la inclusión de los chicos de la zona. Por ello, su conformación es un gran logro para la región, debido a los alcances educativos y sociales que persigue y que se evidencian con el paso del tiempo.
"Lo que más me conmueve es la cooperación, el trabajo en equipo de niños y jóvenes. Es impactante ver cómo entre ellos se ayudan, se apoyan y se alientan para mejorar cada vez más", dijo Laura Pedro, profesora de Lenguaje Musical.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora