¿Cómo es que surgió tu carrera?

Esta carrera surge porque es algo innato que traigo, por herencia de mi madre, ya que ella era declamadora igual que mi abuela. Me salía naturalmente, imitaba a los chicos, a los profesores de las escuelas, a los personajes de la tele, y todo esto me fue llevando. En realidad, empecé haciendo música, durante mucho tiempo pensé que lo mío iba a pasar por ahí ya que tuve los primeros grupos de rock post dictadura en Jujuy. Hicimos el primer concierto de rock en el Teatro Mitre en 1984. Después descubrí que lo que hacía como un juego podía ser un trabajo.

Todo empieza en Jujuy...

Empecé haciendo algunas cositas en Jujuy, después trabajé en la primera FM trucha que se abrió en la provincia, y siempre a través de la grabación. Hay una cosa muy particular dentro de mi carrera que es que nunca hice conducción, no soy un locutor de radio; en las radios en las que trabajo soy voz de publicidad o identificatoria, por ejemplo de Radio City, de Blue FM de Buenos Aires, Rock & Pop, Metro, pero siempre con mi voz grabada. De chico me encontré con esos grabadores en el que apretaban dos teclas (para grabar) y con un microfonito, y esa fue mi fascinación. Después durante muchos años hice publicidad Córdoba e incluso llegué a ser voz de ATC (Argentina Televisora Color), cuando todavía existía, y se hizo un cambio de imagen.

Después me fui a México, esto fue hace 15 años, y seguí con la parte de la locución publicitaria y con la idea que tenía desde muy chico de hacer doblaje y hacer las voces.

¿Cómo fue el paso de hacer locución publicitaria a doblar películas de Hollywood?

Todo es difícil, todo fue un itinerario bastante complicado, porque si nos ponemos a pensar "soy un argentino en México, y voy a hacer cosas que tienen que ver con la voz, el preconcepto es muy fuerte", porque nosotros tenemos una manera de hablar el español, un acento, y las conjugaciones de los verbos realmente incompatibles. Lo que hacemos en Argentina sirve para nuestro país, Uruguay, y nada más. Por ejemplo, como anécdota chistosa, yo doblo a Ricardo Darín habitualmente porque hay muchos canales y muchas distribuidoras las películas y novelas argentinas hay que doblarlas porque no se entienden, por eso soy la voz oficial de Darín para el español neutro. Lo doblé en "Carancho", "Cuento Chino", ahora me están esperando para que doble otra. Por eso es muy raro que llegue un argentino a México diciendo "quiero ser locutor o quiero hacer voces".

Fue abrir mucho el camino, no había antecedentes, y sobre todo había mucha resistencia, surgían las cuestiones de "¿para qué me puede servir un locutor argentino en México?". Comencé con la locución comercial, que es donde estaba más afianzado. Donde primero se me abrieron las puertas, que es algo que me gusta mucho, es la grabación de trailers (adelanto de películas), grabé y sigo grabando muchos, sobre todo para películas de terror. México no se caracteriza mucho por tener voces pesadas o graves, y yo manejo esos tonos, por eso pegué mucho con eso; pero ahí salió otra lucha contra otro preconcepto para que no me encasillaran con las voces graves y pesadas, y poder llegar a hacer personajes como Quico (en el Chavo animado) o el Pato Lucas.

Hiciste un sinfín de personajes de Los Simpsons que es a partir de donde te conocen más, pero también hiciste personajes muy conocidos como Thorin "Escudo de Roble" en el Hobbit, Snape en la segunda Harry Potter "Reliquias de la Muerte" ¿Cómo fue llegar a esos personajes?

Ese proceso tampoco fue sencillo porque cuando yo llegué a México esas aguas todavía estaban muy divididas. Una cosa eran los locutores comerciales y otra cosa eran los actores de doblaje, y los mismos locutores comerciales tenían un poco desdeñados a los actores de doblaje, porque económicamente la diferencia es muy grande, el doblaje –tristemente- está muy castigado.

Afortunadamente, ni bien llegué empecé a trabajar bien de locutor comercial, empecé a hablar con los agentes y les decía que quería hacer doblaje, me decía "¿para qué querés hacer doblaje si a ti ya te va bien haciendo comerciales?"... Pero a mí me gusta eso.

Fue difícil, porque para el doblajista en aquel momento tampoco era algo muy bien visto porque decían "tienes que ser actor de carrera, y de formación". Por eso tuve que golpear muchas puertas, y tuve que demostrar mucho. Pero bueno, al día de hoy hay muchos locutores comerciales que han ido siguiendo este camino, y están dedicándose al doblaje porque, por otro lado, la locución comercial también requiere de muchas entonaciones, o sea manejar la actuación que es muy importante para este trabajo.

¿Cuántas películas doblaste?

No sé, muchas, unas 200 o 300, entre películas de cine, de televisión, series, dibujos animados, videojuegos...

¿El doblajista le pone su impronta al personaje?

En muchos casos sí. Depende de cómo se trabaje. Hay compañeros de trabajo que uno los escucha y son ellos, y en todos los papeles son ellos, entonces si el papel le queda está bien, pero no manejan mucho la diversidad. Mi manera de trabajar no es esa, me gusta diversificarme, porque siento que la locución comercial es de por sí, bastante monótona, por eso es que en el doblaje aprovecho para de alguna manera hacer cosas diferentes.

Si bien siento que tiene que estar la impronta de uno, también tiene que respetar mucho lo que está oyendo y viendo en la pantalla. Como doblajista entiendo que nuestro trabajo es muy importante y tiene una gran responsabilidad porque estamos interviniendo en una obra de arte que ya está hecha, entonces hay que tratar de ser lo más fiel posible a eso.
Entonces cuando me preguntan "¿cuál es la mejor manera de doblar?", digo que se tiene que hacer lo más parecido a lo que uno está viendo.
Aparte, hoy en día, la tecnología de las comunicaciones nos permite estar permanentemente cotejando el original y el español, lo que antes no existía, antes las película estaba doblada y chau, nunca íbamos a saber cómo era el original.
Para nosotros "Los Tres Chiflados" hablaban con la voz de Polo Ortín, y no había manera de saber si era distinto, en cambio ahora con el SAP en la tele se puede ir cambiando. Por eso es muy importante seguir esa línea.
Yo diría que hay una impronta de uno como actor cuando tocan papeles que tienen la oportunidad de darles seguimiento. El doblaje tiene una característica fundamental, es la manera de actuación más acotada y difícil que hay porque no tenemos ensayos, no tenemos lectura previa de guión, no hay interacción con compañeros, porque por ejemplo si vas a hacer una obra de teatro, primero lees el guión y después la ensayas con tus compañeros durante meses...

En todos los personajes que compusiste, además de Quico, ¿cuál es el que lleva tu sello?

Depende, hay muchos que tienen el sello porque tiene la voz un poco más parecida a mi voz natural, cosa que a mí no me gusta mucho, porque me gusta hacerlo diferente. Por ejemplo el caso de "Diego", el tigre dientes de sable de "La Era de Hielo". Otro de los personajes con el que conviví mucho tiempo y que tenía bastante mimetizado e incluso lo grababa sin ensayar, era el de Horatio Caine de "CSI Miami", que grabé 4 o 5 temporadas. Pero generalmente, lo que pienso que los personajes tienen de mí, es sobre todo cuando tengo la oportunidad de convivir mucho con ellos y termino defendiéndolos. Los personajes de Los Simpson, que los he hecho durante tantas temporadas, aprendí a conocerlos y defenderlos, y si por ahí toca un traductor que no se pone mucho las pilas, yo pienso "Krusty no lo diría de esta manera". Eso en el cine no sucede porque se graba de una y ya está. Depende mucho del trabajo del director.

Tu carrera se fue dirigiendo hacia un público muy particular, vinculado a la ciencia ficción, y se destaca lo hecho en el videojuego "Gear of War" ¿Qué representa el personaje principal, Marcus Fenix, en tu carrera?

La gente me identifica mucho con Marcus, que es muy importante primero por ser el primer o segundo videojuego de Microsoft doblado al español latino, en segundo lugar, es un personaje que realmente cayó bien a mi tono, y tercero tuve la oportunidad de hacerle muchas adaptaciones, porque el primer guión vino en español de España, entonces junto con el director fuimos creando esa personalidad. Por otro lugar, para un actor de doblaje es muy linda la posibilidad de decir groserías y malas palabras, ya que el doblaje en general tiende a ser pacato; por ejemplo, incluso hasta cuando son películas prohibidas, se les baja el tono.
Entonces uno está escuchando que dicen "fuck" y demás, y uno tiene que decir "rayos y centellas". Es como una autocensura impuesta por algunos estudios. El hecho de sentir de que uno se puede apoyar en las palabras correctas para los momentos correctos es muy lindo.
Por otro lado doblar video juegos es un trabajo dificilísimo, porque no tenemos imagen, ni ningún tipo de animación, estamos grabando, escuchando el inglés y prácticamente, repitiendo. Pero hay que hacerlo de una manera tal de que el jugador no perciba que hay una persona diciendo tres mil frases una al lado de otra.
Marcus también es exigente a nivel de garganta, porque grita, y tiene reacciones muy fuertes.

Me puso en contacto con los gamers, que son una tribu absolutamente adorable, muy seguidores, y que a mí me ha llevado a poder trabajar y estar de padrino de eventos en Chile, Colombia, y en muchos lugares.

¿Tu papel en "Gear of War" es lo que te hizo popular?

Creo que sí, curiosamente o tengo muchos papeles muy populares, sin embargo Marcus Fenix es el que me lleva a los eventos, y es muy chistoso porque me subo a los escenarios, empiezo a hablar y a contar mi historia, la gente se entusiasma, pero muchísimos de ellos se enteran de que yo hice muchísimos personajes en ese momento, porque van enceguecidos con Marcus.
A partir de ahí, también, se me abre todo un mundo dentro de los video juegos, por ejemplo he tenido la posibilidad de doblar a Sub-Zero de Mortal Kombat, actualmente tuve la posibilidad de estar en el juego "Quatum Brake", cosas muy interesantes, aparte que coinciden en una época donde los video juegos están en auge, revolucionando todo, donde hay tipos como Gustavo Santaolla haciendo bandas sonoras para video juegos, hay actores de primera línea trabajando, cosa que antes no pasaba. Por ejemplo, vi un reportaje de Mortal Kombat y el mismo pibe que lo había creado era el que gritaba "Fight!". Era una cosa mucho más de garaje, hoy en día las "majors" se están metiendo con los video juegos porque tienen un margen de ganancias grandísimo.

No hay que olvidarse que la influencia de la piratería es mínima comparada con otros años o con el cine, por lo que se está invirtiendo fuerte y para mí es un honor ser de los pioneros y ser reconocido como un doblador de video juegos.

Ahora te toca hacer un papel que a nivel de popularidad puede eclipsar a los demás, el mítico Darth Vader de la Guerra de las Galaxias...

No sé si eclipsar, pero pienso que puede ser un corolario a nivel papeles para una carrera que me ha dado mucho más de lo que hubiera esperado. Creo que junto con Quico, para alguien que ha sido fanático del Chavo desde chiquito; si bien nunca he sido un gran fan de la saga de la Guerra de las Galaxias, si representa para mí un reconocimiento muy grande, sobre todo por la calidad de las personas con las que participé con la prueba de voz, y haber sido escogido como voz de Darth Vader para todo el universo de la Guerra de las Galaxias en Latinoamérica...

Es el villano más villano de todos...

Creo que es el villano por antonomasia, se lo reconoce a todo nivel, y para mí poder ser su voz, es una cosa increíble, y significa el corolario de 15 años de trabajo, donde pensaba que no podía hacer nada más llega Darth Vader, llega para darme la muestra de que cuando uno trabaja se puede llegar.

Nota original: http://www.eltribuno.info/darth-vader-tendra-la-voz-un-jujeno-n756393

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

foto llapur.jpg

Comentá esta noticia