Quasimodo es un perro de 10 años, mestizo de razas pitbull y pastor holandés que ganó la votación por el título al "perro más feo del mundo" con 10.000 sufragios. Quasimodo tiene un defecto de nacimiento en su espina dorsal, pero no por eso deja de ser un perro muy alegre. El can ganó para su dueño 1.500 dólares en el concurso que premia la imperfección, dijeron los organizadores.
Quasimodo fue abandonado en un refugio para animales y adoptado por un veterinario en Loxahatchee, Florida, según cuenta su biografía en la página web del concurso. "Mi aspecto puede ser un poco inquietante (he visto a hombres adultos treparse al techo de sus autos para alejarse de mí porque creen que soy una hiena o un demonio de Tasmania), pero cuando me conocen los seduzco con mi personalidad alegre", indica el texto.
La 27ª edición del concurso se realizó en la feria de Sonoma-Marin en Petaluma, California. El panel de tres jueces juzga a los perros por atributos inusuales, personalidad y fealdad natural.


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia