En general no leemos a Julio Cortázar desde la tierra firme de la racionalidad, tampoco desde alguna verdad redundante ni desde la autoridad del intelectual público. Al Cronopio mayor se lo lee desde el asombro y la zozobra, con los mismos ojos grandes con que vemos a nuestros niños entrar y salir de la fantasía cuando alguno abre la puerta del juego con la frase: "¿Dale que yo era chofer de una nave y los llevaba a todos ustedes a la luna?". Sumergidos en sus historias, rebautizan todo lo que los rodea (esos seres marginales, poetas, aparentemente locos y sin miedos se llamarán Cronopios, y esos seres importantes que defienden el orden establecido se llamarán Famas). Y entonces, parados ahí, a la orilla del lenguaje, reescriben el mundo y disparan sus relatos en mil direcciones.
Indudablemente, para Julio Cortázar el juego era de las actividades más serias de este mundo. Quizás por eso fue elegido por Nadia Fink y la ilustradora Pitu Saá, de Editorial Chirimbote, para inaugurar una nueva colección de libros infantiles que ya está en boca de todo el mundo: Antihéroes. "Julio Cortázar para chicas y chicos" es el primer tomo de esta flamante serie que nació como contracara de Antiprincesas, la primera colección lanzada por las autoras con la intención de contar historias de mujeres luchadoras, creativas y generadoras de mundos nuevos (ya están en la calle Frida Kahlo, Violeta Parra y Juana Azurduy).
"Antihéroes viene a jugar de la misma manera en que las mujeres decidieron contrastar el lugar de las princesas en las infancias femeninas. En este caso, los oponemos a los superhéroes: hombres fuertes, valientes, invencibles que por la mañana llevan una vida solitaria y aislada. Acá están los antihéroes, hombres de nuestro tiempo", comentó Nadia Fink en diálogo con El Tribuno.
¿Por qué Cortázar para inaugurar la serie? "Julio Cortázar marcó nuestra adolescencia. Él tiene el súper poder de la palabra puesta a jugar y nos parecía una buena forma de empezar: que los chicos conozcan este universo lúdico y lleno de seres fantásticos desde la infancia. Luego vendrán otros, de las letras y de otras disciplinas, pero Julio les abrió la puerta para ir a jugar", precisó la autora.
Fink explicó que la idea en el caso puntual de Cortázar fue recorrer más la obra que la vida... "Como en una rayuela vamos a los saltitos por sus textos más trascendentes y sus creaciones más destacadas. Los dibujos de Pitu Saá son muy importantes porque le tocó animarse a dibujar seres fantásticos. Su imaginación también puesta en juego hace que este libro sea bien diferente de los otros", destacó la autora de la colección.
A la hora de seleccionar a los "antihéroes", Nadia Fink y Pitu Saá respetaron los mismos parámetros que siguieron al diseñar la serie Antiprincesas: resaltar personalidades independientes, luchadoras y que, de alguna manera, rompieron los moldes de época.
Así, se podría afirmar que los Antihéroes son esencialmente personajes que se atreven a vivir libremente y a escuchar a su propio corazón privilegiando esa voz por sobre lo que la sociedad espera de ellos. "Su creatividad y su acción se direccionan desde esos lugares -confirma Fink-. Además, tienen las antenas puestas en lo que sucede en la sociedad que los rodea y son creadores de otros mundos, paralelos, donde caben muchas y muchos".
Consultada sobre las primeras repercusiones de esta nueva propuesta entre los papás, la redactora y editora comentó: "Hace un mes que está dando vueltas pero ya nos han contado que a los chicos les gusta mucho. Por ahí nos envían la imagen de alguno o alguna dibujando y, tal como nos pasó a nosotros con la lectura, terminan eligiendo a los cronopios y a los famas".
La colección Antihéroes recién empieza. Tras esta bella invitación a la mágica constelación de Cortázar, llegarán otros antihéroes para chicos y chicas: "Siguen en la lista el Che Guevara, Eduardo Galeano, Gabriel García Márquez y el Subcomandante Marcos", adelantó Nadia Fink.


Un señor con el súper poder de la palabra

El primer tomo de la colección Antihéroes invita a jugar y divertirse con los personajes de Julio Cortázar. "Julio Cortázar para chicas y chicos" es un texto de Nadia Fink, con ilustraciones de Pitu Saá (Ed. Chirimbote). Propone como primer antihéroe al escritor flacucho y de ojos grandes que hizo del juego y de la fantasía su pan de cada día. Así lo presentan sus autoras: "Rescatamos su (súper) poder de la palabra, de encontrar la magia y la fantasía en pequeñas historias reales (como la del gato teléfono), y de volver a la infancia siempre, al juego como en Rayuela y tantos otros cuentos. Descubrimos al Cortázar infantil y travieso, creador de seres imaginarios como los Cronopios y las Famas, como la Mancuspia y los Cosoares, pero también al descubridor de bestias raras como el Axolotl y el Oso blando de los caños. Un libro divertido y desafiante a la imaginación, y a la vez sencillo para ser disfrutado por los más pequeños".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia