Las cifras son siempre significativas. La Fiesta Nacional del Teatro cumple 30 años y Salta fue elegida como anfitriona de esta edición especial que se desarrollará del 20 al 29 de marzo en 9 salas de la Capital y en 10 subsedes del interior (Cafayate, Tartagal, Vaqueros, El Galpón, Cerrillos, Salvador Mazza, Las Lajitas, La Caldera, Rosario de Lerma y San Antonio de los Cobres). Participarán 37 elencos premiados de todo el país que brindarán 75 funciones en salas cerradas (con entradas a $15) y al aire libre (gratuitas). Para echar a rodar este inmenso engranaje teatral llegarán a Salta alrededor de 400 personas, entre actores, directores y técnicos.
Salta había sido sede de la Fiesta Nacional del Teatro hace 15 años. En aquel momento de profunda crisis, Cristina Idiarte había participado como actriz, subiendo su propuesta a las tablas. Hoy es la cara visible del encuentro escénico, como representante del Instituto Nacional del Teatro en Salta.
La 30° Fiesta Nacional de Teatro Salta 2015 llevará como lema "la celebración de la memoria" y, además de los espectáculos incluirá entrega de premios y homenajes, charlas y presentaciones de libros.

¿Lograr que la fiesta sea lo más federal posible es uno de los objetivos de esta muestra?
Sí, por lo menos a nosotros, los que somos del interior y peleamos por eso toda la vida, nos parece fundamental que la fiesta sea lo más federal posible. Antes se hacía sólo en Buenos Aires y después comenzó a itinerar. Se eligen provincias que puedan ser anfitrionas de una considerable cantidad de elencos.

¿Qué condiciones están dadas hoy en Salta para poder ser esa anfitriona?
Básicamente creo que estamos viviendo un momento cultural diferente y contamos con una infraestructura capaz de sostener esta convocatoria. Además es relevante el momento que atravesamos como comunidad teatral. Los aportes estatales, claro, sostienen todo este aparato.

¿Cómo cambió esa comunidad?
Fue creciendo de manera dispar y algunos elencos evolucionaron más que otros. Pero ante eventos de esta magnitud, que nos posicionan para adelante, trabajamos todos juntos más allá de que coincidamos o no en aspectos artísticos.

Esta fiesta tiene como leitmotiv la "celebración de la memoria". ¿Cómo se entrelazó con el programa?
Es un tema que atraviesa la fiesta porque coincidió con el 24 de marzo pero también porque reconstruir la memoria es uno de los principales objetivos del teatro. Basta recordar a los antiguos juglares que iban contando historias de pueblo en pueblo. Está bueno que los actores seamos testigos de una época y demos testimonio de ella. Cabe aclarar que en ningún momento se seleccionaron las obras en función del leitmotiv y, sin embargo, nos encontramos con que casi todas rozan esa temática. Abordan la memoria desde diferentes facetas. Hay obras que abordan la memoria asociada a la etapa oscura del proceso cívico militar en Argentina, pero también hay obras que trabajan la memoria emotiva o la memoria de nuestra cultura matriarcal, por ejemplo.

El programa contempla actividades especiales por el 27 de marzo, Día Internacional del Teatro...
Sí, ese día vamos a hacer varios homenajes. Por un lado, se entregará el premio a la trayectoria nacional que este año será para el correntino Dante Cena, maestro formador de actores. El premio a la trayectoria de grupo será para Cajamarca (Mendoza), elenco que pudo sostener su actividad durante muchos años. Y se le entregará un premio honorífico a Carlos Gorostiza, creador de esta fiesta nacional. Aparte, cada región seleccionó un referente para homenajear y en el caso del NOA, el elegido fue un salteño, Carlos Armatta.

Asociado a la memoria, me parece que el teatro tiene otra marca que es la de hablar de lo que las sociedades prefieren callar...
Sí, es un rasgo histórico. Los Podestá, en el Circo Criollo, hablaban de las injusticias de la época. Otro ejemplo es el movimiento Teatro Abierto, que denunció la dictadura militar y eso le costó la quema de El Picadero. Cada momento de la historia ha sido llevado al escenario como metáfora o como denuncia a gritos. El oficio del actor de teatro es dar testimonio de su tiempo intentando movilizar la reflexión.

¿A qué franja del público dirías que van dirigidas la mayoría de las obras de esta muestra?
Hay obras para todo público, pero quienes se van a sentir más atraídos quizás sean los jóvenes. Tiene que ver con nuestra propia experiencia como gestores. En las muestras que organizamos en Salta hay dos franjas muy leales: de los 17 a los 30, y de los 40 en adelante. En la gente de 30 a 40 años hay un evidente desinterés. Yo digo que es la "generación Tinelli", que no sostiene pensamiento crítico. El teatro debe estar dirigido al público que piensa; para el resto está la tele, que te da todo digerido.

El programa completo de la Fiesta Nacional del Teatro se puede consultar en www.fiestadeteatro.com.ar

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora