"La idea básicamente de la historieta es contar quién fue Colón fuera de todos los mitos y como aquí en el continente hubo una resistencia importante, narrarla desde la mirada de los invadidos como el caso del cacique Caonabó y su compañera Anacaona, líderes de la rebelión contra el fuerte Natividad", resume Pigna en diálogo con Télam.

Esta nueva colección de Planeta -que sigue a la de figuras y hechos históricos argentinos (San Martín, Sarmiento, Invasiones Inglesas, Revolución de Mayo, Rosas) - seguirá con dos nuevos títulos dedicados a Túpac Amaru y Juana Azurduy.

"La revisión de la historia oficial sobre el descubrimiento de América sigue en pie en pleno siglo XXI", aunque el próximo lunes se celebre el Día por el Respeto de la Diversidad Cultural, que desde 2010 reemplaza al Día de la Raza.

"Hay muchos que siguen repitiendo cosas que nunca ocurrieron: hasta hay un cuadro donde aparece un sacerdote embarcado en el primer viaje de Colón -menciona- cuando es una mentira, el viaje tuvo un carácter comercial y no hubo sacerdotes en esa expedición".

Para Pigna, "las mentiras se reiteran en manuales y revistas infantiles y cuesta encontrar un relato donde se explicite el nivel de salvajismo, de crueldad, con el que se atacó a las poblaciones".

El libro está planteado de una manera muy didáctica: "No quisimos hacer la clásica historieta histórica que es puro texto y no respeta el guión, cuando se trata de un género muy importante en la Argentina por lo cual es fundamental ser coherente con estas pautas".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora