Durante la madrugada del domingo, los chicos se escaparon de la casa: treparon por una de las paredes del jardín y cruzaron a una propiedad contigua.
Los participantes se subieron a la cascada artificial que está en el sector de la pileta y, en pocos minutos, atravesaron la medianera.
"Pueden ser sancionados", les recordó la voz de Gran Hermano, sin embargo, los chicos continuaron con su "travesura".

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia