Aunque era uno de los hombres más deseados del planeta, el 29 de marzo de 2010 Ricky Martin hizo pública su homosexualidad a través de Twitter. Incluso el 4 de noviembre de 2011, el gobierno de España, presidido por José Luis Rodríguez Zapatero, le concedió la nacionalidad española, argumentando que el cantante tiene familiares españoles y un domicilio en Madrid. Sin embargo, según reconoció el ídolo, con la ciudadanía pretendía casarse en España para reconocer el trabajo del gobierno de Zapatero en defensa de los derechos de los homosexuales. Pero los planes de boda se frustraron junto con su ruptura con Carlos González Abella, el impulsor de que saliera del clóset. A esto se suma la última confesión que Martin hizo acerca de su sexualidad en enero a la revista mexicana Fama!: "Soy gay, me fascinan los hombres, pero me gusta disfrutar del sexo en total libertad, por eso estoy abierto a tener sexo con una mujer si sintiera deseos". Ello reavivó el ánimo de las mujeres, salteñas incluidas.

El mediático
Leo Saleh se hizo famoso en las redes sociales por sus publicaciones osadas y mediáticas. Trascendió que era novio de Flavio Mendoza, a quien en realidad lo une una gran amistad. También se lo había vinculado con Vicky Xipolitakis y con otros muchos personajes de la farándula. Este joven, quien dice estar enamorado de Ricky Martín, hace furor en Instagram. Se rumorea que ya habría mantenido algún contacto con el cantante. Leo había viajado a Uruguay para presenciar un recital del puertorriqueño en Montevideo y le contó a un portal salteño que estuvo en la prueba de sonidos que hizo Ricky Martin, previo al recital en Vélez Sarfield el pasado domingo. El modelo ahora va por más y ya reservó una suite en el hotel Sheraton, donde se hospedará el cantante para su recital de mañana. Aseguró que no desaprovechará la oportunidad para acercársele y si es posible darle una "mordidita".

El deseo "oscuro"
Pero no hace falta ser mediático ni tener los reflectores sobre el rostro para soñar con un affaire con el puertorriqueño.
M. S. (34), por ejemplo, le contó a El Tribuno: "Soy fan de Ricky Martin desde la adolescencia. A los 15 años recuerdo que le decía a todo el mundo que quería perder mi virginidad con Ricky Martin para quedar embarazada y tener un hijo de él, aunque él no lo reconociera ni me viera a la cara nunca más. Hoy entiendo que era un delirio adolescente". M. añadió que como es de la religión bautista le cayó muy mal que el cantante se declarara homosexual y tuviera dos hijos (los gemelos, Valentino y Matteo), concebidos mediante gestación subrogada. A pesar de ello, irá al recital.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia