El indígena colombiano Antonio Bolívar, perteneciente a un pueblo originario casi extinto y coprotagonista de "El abrazo de la serpiente", donde ha debutado como actor a los 71 años, saldrá el domingo de su recóndita comunidad de la Amazonía para desfilar por la alfombra roja de los Óscar.

"La verdad que no sé qué es lo que voy a hacer yo, lo único que sé es que me dicen: 'vamos a los Estados Unidos a recibir el Óscar'", afirma Bolívar, miembro de la comunidad ocaina, en una entrevista con Efe.

El novato actor septuagenario se ha preparado para la entrega de los Óscar, pero no se imagina qué pasará cuando sea presentado como el actor que da vida a "Karamakate" en "El abrazo de la serpiente", dirigida por el colombiano Ciro Guerra y nominada a mejor película de habla no inglesa.

Sus paisanos le dicen: "no te pongas orgulloso", pues consideran que "Don Antonio", como lo llaman, es emisario de un mundo desconocido y por ello ha decidido ir a defender "su raza" en su lengua.

"En el continente suramericano la mayoría somos indígenas nativos y nos sentimos legítimos indígenas ya mezclados con otros que han venido por un lado y por el otro", asegura el actor en referencia a las diferencias que percibe con el norte. La cinta está grabada casi toda en lenguas indígenas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora