Las empleadas de la firma estatal Austral Verónica Porto y Victoria Antuña declararon como testigos ante el juez federal Sergio Torres en la causa en la que Xipolitakis y los pilotos Patricio Zocchi y Federico Matías Soaje están acusados por el delito de atentado contra la seguridad de naves o aeronaves en el vuelo que el 22 de junio pasado partió de Aeroparque a la ciudad de Rosario.

Las mujeres dijeron en sede judicial que Xipolitakis ingresó al avión antes de que el resto de los pasajeros y que "el piloto Zocchi la invitó primero a un sector preferencial del avión y luego a la cabina".

"No sé cómo, pero ella pasó a la parte Club Economy, que son las primeras filas, y se sentó en el asiento 1C. Decía cosas como que 'el avión estaba vacío' y que 'nunca había visto un avión vacío', cosas irrelevantes. Mientras conversaba antes de que llegaran los pasajeros se sentó ahí. A veces, cuando se sabe que las primeras filas están vacías se invita a algunas personas a sentarse en esos lugares. Después de ahí, el comandante Patricio Zocchi la invitó a la cabina, escuché que ella aceptó", sostuvo Porto.

Su relato coincide con el de Antuña, quien manifestó: "No recuerdo quién pero alguien le refirió que pasara a la parte de Club Economy porque no había nadie sentado en la parte delantera. Allí le pidió al comandante Zocchi que le sacara fotos con su celular, ocasión en que posara en todo el sector. Viendo eso, me retiré del lugar para seguir con mi trabajo. De ahí en más, no vi cuándo, pero sé que entró a la cabina, porque escuché que Patricio Zocchi le manifestó 'Dale vení', invitándola a ese sector".

Según consigna en su edición de ayer el diario Perfil, Porto le dijo al fiscal Carlos Rívolo que la vedette gozó de un trato especial durante todo el vuelo. "Si bien no vi cómo llegó o subió las escaleras, sí me encontré a Xipolitakis arribando al avión, y como en general cuando un pasajero entra antes llega hasta allí acompañada de alguna otra persona, entendí que se le dio un tratamiento VIP. Ese tratamiento es manejo de tierra, en cuanto a mi función, sólo sé que ingresa primero al avión. Yo tenía asignada la parte trasera de la aeronave", explicó. "Cuando fui hacia delante, vi entonces como dije que Xipolitakis estaba sentada en el asiento 4B, que es el primero de la clase turista. Vi que estaba hablando con la tripulación, más precisamente con el comisario", reconoció Porto.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora