Demi Moore (52 años) parece haber caído víctima de un síndrome similar al que sacudió a Renee Zellweger hace unos meses: el del bisturí en exceso, el del ansia por la juventud eterna o el de la difícil digestión del natural proceso de hacerse mayor. Lo prueba una extraña fotografía de la actriz junto a una de sus tres hijas, Tallulah Willis (quien la compartió en Instagram), y en la que está casi irreconocible. Por lo menos nariz, boca y mentón tienen cambios.

La cara y el gesto son distintos, producto aparentemente de intervenciones de cirugía estética para parecer notablemente más joven que los años que en realidad tiene, algo que como en el caso de Zellweger, y de acuerdo a la instantánea junto a su hija colgada en las redes sociales, parece irrefutable.

Aún así, la protagonista de 'Ghost' ha negado por activa y por pasiva el haber invertido miles de dólares en procedimientos para verse más joven con el paso de los años. "Es completamente falso. Nunca lo he hecho", dijo Moore en una entrevista hace tres años, cuando el debate a través de Twitter se hizo intenso con varios de sus seguidores que la acusaban de estar mintiendo.

También dice que no juzgaría a los que han optado por hacerse retoques estéticos, si es algo que necesitan y consideran que les va a ayudar a sentirse mejor. Pero ella apunta a que no le gusta "la idea de someterse a una operación para controlar el proceso de envejecimiento. Es una forma de combatir tu propia neurosis".

Moore fue más allá en su momento al criticar a su hija Rumer Willis por haberse retocado la barbilla, preocupada por la influencia negativa que puede tener en sus tres hijas el mundillo hollywoodiense en el que se mueven.

El escrutinio con Moore ya lo sufrió de forma muy intensa Zellwegger al presentarse en una alfombra roja el pasado mes de octubre con un aspecto muy cambiado al de años anteriores. Pese a la avalancha de comentarios, prefirió achacarlo al hecho de que se encuentra muy bien y no a las operaciones.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora