"Los pueblos originarios y las antiguas civilizaciones mantenían en forma periódica una comunicación entre el propio alma individual y colectiva y el mundo natural que les cobijaba. Un diálogo que aunque en nuestra civilización materialista-monofásica ha quedado relegado o interrumpido- aún duerme y se manifiesta en diferentes búsquedas directas de lo sagrado (algunas, justamente por no poseer los mapas adecuados, desorientadas y confundidas).

Isbelio Godoy es un artista que nos lleva profundamente a revivir aquellos lazos y planos perdidos en las imágenes que evoca". Las palabras son de Diego Rodolfo Viegas, licenciado en Antropología Cultural y hacen alusión a Evocación, la muestra plástica que Isbelio Godoy inaugura esta noche, a las 20.30, en la galería de arte Mamoré (Los Carolinos 407).

Y quedaría tanto por decir. Podría comenzarse a contar de qué se trata esta evocación, diciendo que es una continuidad de lo que Godoy mostró en su muestra anterior, Murmullo de selva. En este camino contínuo plantea un diálogo con la naturaleza que -acordando con Viegas- "ha quedado en reposo porque en el mismo avance de la sociedad occidental como la conocemos hay cosas que han quedado un poco relegadas. Igual, en ciertas costumbres se sigue transmitiendo y no solo en las originarias", dijo el artista a este medio.

Se trata de una invitación desde el arte a volver al contacto directo con lo espiritual, lo sagrado, lo natural. E Isbelio lo expresa desde la pintura porque se dedica a eso, pero sostiene que esta búsqueda hacia el retorno a nuestras raíces puede ocurrir -y ojalá así sea- desde cualquier disciplina artística o ámbito.

Su obra está atravesada por viajes, experiencias personales y el conocimiento de prácticas y saberes de chamanes u hombres sabios de la selva. "Y se llama Evocación porque se trata de evocar todo eso: los símbolos culturales, los animales, las plantas, los estados. También curar un poco tantas ideas que se tienen y tanto prejuicio acerca de que algunas prácticas o algunas sustancias naturales son drogas. Hay mucho prejuicio como con la marihuana, a la que por fin le llegó el debate acerca de sus usos medicinales, por ejemplo", explicó el artista.

"Su arte y sus colores nos brindan acompañamiento en el lento tránsito a nuevas sensibilidades socioambientales y de género. Su plástica es una hoja más de la inmensa red selvática representada por el ánima mundi, en un tránsito difícil que quizás nos lleve al anhelado cambio de conciencia y al reencuentro entre nuestra psique y las esencias de un cosmos pleno de vida", finaliza el texto de Viegas.

Evocación se inaugura en el marco del festejo por los diez años de Mamoré. Musicalizará Dj Mauri Maori y un brindis.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora