"Soy Santiago Lara y tengo 15 años. Para mí, mi papá siempre va a ser Marcelo Lara, pero por lo que tengo entendido y por lo que me explicaron, supuestamente mi papá es Diego Maradona". El testimonio de este adolescente de La Plata es elocuente, pero no alcanza -por supuesto- para determinar con certeza si se trata del sexto hijo del exfutbolista.

"De esto me enteré una vez que iba caminando por la calle; pasé por un puesto de diarios y vi una revista que tenia la cara de Diego Maradona y yo abajo, pixelado. En ese momento me quedé en shock porque no entendía qué hacía yo en una revista. Entonces, fui corriendo hasta mi casa y le pregunté a mi papá: '¿Cómo es esto que supuestamente soy el hijo de Maradona? No entiendo'. Ahí yo tenía 13 años. Nací el 3 de de julio de 2001. Y mi papá me contó todo y hablamos con la abogada. Pero así quedó. En ese momento yo le dije que no quería seguir con eso. No me sentía apto para seguir... Mi papá me contó que mi mamá era modelo, y que tenía muchas amigas y amigos, y que conoció a Diego. Mi papá me dijo que él tenía la sensación de que yo no era hijo de él, porque mi mamá le dijo que tuvo relaciones con Maradona. También me contó que los abogados de Diego pidieron un ADN en marco privado, pero que nunca se pudo dar".

Luego de televisar el testimonio del joven, en Desayuno Americano aportaron más información de esta historia, en cuanto a lo judicial: "Legalmente hay una causa iniciada en el año 2014 por la abogada María González. Hay un juicio de filiación que no sé si sigue. Evidentemente el que frenó todo fue Lara, pareja de Natalia Garat que está fallecida, y el niño quedó a cargo de este señor. Lara frena el juicio de filiación porque tenía miedo que le saquen la tenencia del niño ", desarrolló la panelista del ciclo, Laura Ubfal. Una historia que, definitivamente, promete continuar.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora