Mientras Diego Maradona se encuentra en una guerra, a fuego cruzado, una verdadera batalla legal contra su ex esposa, Claudia Villafañe, el Diez se hizo un tiempo para viajar a Venezuela y realizarse un tratamiento para bajar de peso.
El excampeón del mundo aterrizó el jueves en tierras bolivarianas acompañado de su mejor amigo Alejo Clérici y de su pareja, Rocío Oliva, para bajar de una buena vez la panza que lo acecha. Además, según se contó el programa Infama, viajó también para cerrar con una serie de contratos en dicho país, precisamente con Telesur y el presidente Nicolás Maduro.
Según indicaron en programa, la estadía en Venezuela tiene un motivo más saludable que laboral. Es que Maradona tiene una cosa en mente: visitar a un par de médicos que le recomendaron para tratar el sobrepeso que lo está azotando nuevamente.
Cabe recordar que desde antes del 2000 que Diego sufre de un gran sobrepeso. El Diez fue operado de bypass gástrico en 2005 en Cartagena, Colombia. Y al año, ya se lo vio espléndidamente en su programa La noche del Diez, en sus 75 kilos, "su peso histórico", como le había explicado a Clarín Francisco Holguín, director médico de la clínica Medigel. Sin embargo, años después comenzó a engordar cada vez más. Y ahora, vuelve sobre el tema, tratando de mejorar su salud.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia