El film que le valió el Oscar a Julianne Moore y que se estrenó el jueves en las salas salteñas, está codirigido por Richard Glatzer, quien falleció el miércoles a los 63 años a causa de una esclerosis lateral amiotrófica. El cineasta Richard Glatzer, que dirigió y escribió la película "Siempre Alice" junto a su esposo, el también cineasta Wash Westmoreland, murió el miércoles en Los Ángeles a los 63 años como consecuencia de la esclerosis lateral amiotrófica que se le había diagnosticado en 2011. La enfermedad, que también la padece el astrofísico Stephen Hawking, hizo que durante la filmación Glatzer sólo pudiera comunicarse a través de un dispositivo de su iPad que transformaba el texto escrito en voz. Pero poco después, los problemas motoneuronales le impidieron escribir con la mano y sólo podía hacerlo con el dedo gordo del pie.
Un hombre billante
"Estoy devastado. Richard era mi alma gemela, mi colaborador, mi vida. Un verdadero artista y un hombre brillante", escribió en Twitter su apenado compañero de vida y de profesión, Wash Westmoreland, con el que formó uno de los tándems más prestigiosos del cine independiente. "Verlo luchar contra la esclerosis lateral amiotrófica (ELA, por sus siglas en español) durante cuatro años con tanto coraje me inspiró tanto a mí como a todas las personas que conocemos", explicó su esposo en un comunicado.
El Oscar dedicado
Glatzer y Westmoreland se embarcaron en la filmación de "Siempre Alice" hace un año para plasmar cómo una mujer afronta la lucha contra el Alzheimer precoz.
Julianne Moore la protagonizó con tanto acierto y tanta sensibilidad en la construcción de su personaje, que su actuación le mereció con contundencia el primer Oscar de su carrera. La actriz, que ese 22 de febrero durante la en trega de los preciados premios de la Academia de Cine de Hollywood, le dedicó la estatuilla dorada a Glatzer -quien por entonces ya estaba internado en un hospital con graves problemas respiratorios-, recordó sobre el escenario cómo el cineasta escogió combatir su enfermedad haciendo lo que más le gustaba: ponerse detrás de la cámara y dirigir una película sobre el propio mal que lo aquejaba y lo estaba matando. "Cuando fue diagnosticado, Wash le preguntó qué quería hacer. ¿Viajar? ¿Ver el mundo? Pero él dijo que quería hacer películas y eso es lo que hizo", declaró la artista en esa oportunidad. "Hasta pronto Richard, una de las almas más agradables con las que he trabajado nunca", manifestó en Twitter la fundación que representa al actor Alec Baldwin, que interpreta al marido de Moore en "Siempre Alice".

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia