Todavía hay dudas sobre las causas de la muerte de joven músico.

La viuda y la hija de Kurt Cobain han exhortado a una jueza de Seattle a que no haga públicas fotos de la escena de su muerte y documentos que según una demanda demuestran que el líder de Nirvana no se suicidó sino que fue asesinado hace más de 20 años.

La jueza del Tribunal Superior Theresa Doyle escuchará el próximo viernes argumentos para determinar si se hará un juicio luego que Richard Lee, quien dirige un programa de TV de acceso público en Seattle, demandó a la ciudad y al Departamento de Policía de Seattle por material que según él mostrará que Cobain no se pegó un tiro en 1994, reportó el diario The Seattle Times.

La ciudad argumenta que el material debe permanecer sellado por el bien de la familia y su privacidad. La viuda de Cobain, la rockera y actriz Courtney Love, y su hija le han escrito a la corte sobre el impacto físico y psicológico que tendría en sus vidas la publicación de las gráficas imágenes.

"He tenido que lidiar con muchos problemas personales por la muerte de mi padre. Lidiar siquiera con la posibilidad de que esas fotos puedan hacerse públicas es muy difícil", escribió Frances Bean Cobain.
"Un mayor sensacionalismo por la publicación de estas fotos nos ocasionaría un dolor indescriptible".
Agregó que teme que el acoso que ya enfrenta por parte de admiradores "obsesionados" con su padre se vuelva aún peor.

Un admirador allanó su casa en California y esperó tres días a que volviera de unas vacaciones porque "creía que el alma de mi padre se había metido en mi cuerpo", escribió Frances Bean Cobain en su declaración.

Según sus afirmaciones, madre e hija no han visto las fotos del cuerpo de Cobain.
En 1995, Love obtuvo un permiso de la corte para quedarse con la nota de suicidio de Cobain y otra nota que se usó para un análisis de caligrafía.

La policía de Seattle ya publicó el año pasado dos imágenes de la escena del suicidio.
Una mostraba una caja con parafernalia para el consumo de drogas, una cuchara y lo que parecían ser jeringas en el suelo, junto a un paquete de cigarrillos y unas gafas de sol.


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora