Los ciudadanos de Estados Unidos eligieron al sucesor de Barack Obama y el próximo presidente es nada menos que Donald Trump, quien se impuso por sobre Hillary Clinton, contra todos los pronósticos que arrojaban las encuestas. Muchos famosos que apoyaban fervientemente a la candidata demócrata -como supieron ratificar al momento de votar- expresaron su indignación sin pelos en la lengua.
Lady Gaga pidió a América "que rece" por su futuro, mientras que Jessica Chastain reflexionó acerca del racismo que predomina en su país ("lo positivo de todo esto es que ya no podemos pretender que estamos libres de sexismo y racismo, la pregunta es ¿qué hacemos ahora?" "lo positivo de todo esto es que ya no podemos pretender que estamos libres de sexismo y racismo, la pregunta es ¿qué hacemos ahora?"). Por su parte, la cantante Cher aseguró que "el mundo no volverá a ser el mismo" y el director Paul Feig equiparó el triunfo de Trump con "el triunfo del odio, del bullying". Asimismo, la actriz Rashida Jones definió al día electoral como "oscuro" por los votos a un hombre que es "abiertamente egocéntrico, racista y sexista".
La productora Shonda Rhimes fue durísima con quienes votaron a Trump: "¿A tantos de ustedes no les molesta un hombre que agarra las partes y que es un xenófobo que dice: Allá está mi negro,¿en serio? ¿cualquiera puede ser presidente?" "¿A tantos de ustedes no les molesta un hombre que agarra las partes y que es un xenófobo que dice: Allá está mi negro,¿en serio? ¿cualquiera puede ser presidente?". Por otro lado, el comediante Will Arnett invitó a la reflexión: "¿Cómo les vamos a explicar esto a las minorías y a las mujeres?" disparó el actor.
Katy Perry , quien fuera una de las famosas voceras de Hillary, se sumó al pedido de protección de las minorías de Lady Gaga y aseguró que "nunca vamos a ser silenciados". La ganadora del Oscar Octavia Spencer confesó que no puede emitir las palabras "presidente electo Donald Trump" por lo raras que le resultan.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia