Hace unos años que está de moda entre los famosos otorgarles nombres exóticos a sus hijos: largos, rebuscados, orientales. Pero acaban de aparecer los padres que eligieron un nombre más vinculados a los varones que a las nenas.

Es el caso de los actores Blake Lively y Ryan Reynolds, que se casaron a fines del 2012 y dos años después fueron padres de una hermosa niña. Cuando anunciaron que estaban en la dulce espera, dijeron que si era niña le pondrían Violet. Pero acaban de cambiar de parecer, y ahora eligieron James.

Los medios norteamericanos se sorprendieron por la noticia dado que no hay ninguna duda que así parecerá que es un varón. Ellos están tan contentos con la pequeña que hacen caso omiso a los comentarios.

Lively es modelo y actriz, mayormente conocida por interpretar a Serena en la premiada serie Gossip Girl. Él, por su parte, es un actor canadiense que ha trabajado en muchas películas y en el 2010 la revista People lo eligió como el hombre más sexy del año.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora